Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores del CSN se concentran ante la sede del regulador para pedir transparencia e independencia

Trabajadores del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se han concentrado este jueves 21 de enero frente a la sede del regulador atómico para reclamar "transparencia, independencia" así como para trabajar "sin represalias".
La concentración ha sido convocada por la Asociación profesional de técnicos en seguridad nuclear y protección radiológica (ASTECSN), cuya presidenta ha denunciado que se han producido ceses de personal por expresar discrepancias con los criterios del CSN.
El acto se ha producido mientras se reunía el Comité Asesor para la Información y Participación Pública, cuyos integrantes han visto la pancarta 'Por un CSN transparente, independiente y sin represalias'.
La asociación profesional ha indicado que este miércoles tuvo noticias del "adelanto que el CSN quiere dar a la reapertura de la central nuclear de Garoña", parada desde hace más de tres años.
Ante esta situación, los trabajadores respresentados por la ASTECSN apelan a la necesidad de más transparencia, más independencia y menos politización de un regulador que ha de actuar "siempre" bajo criterios técnicos y reclaman que se busque la mejora de la "cultura de la seguridad" que debe promover en su seno el regulador atómico.
En concreto, se refiere al cese del jefe de área de experiencia operativa, Rodolfo Isasia, para oponerse a "un recorte soterrado en la comunicación al público mediante la Escala INES o impedir que los informes recojan la opinión de todos los técnicos implicados, incluidos los discrepantes" y valora que estos son ejemplos de "mala gestión" en el CSN.
"No solo se trata de un cese, sino que ha ido "acompañado de castigos económicos y laborales insólitos en la historia del CSN, por haber manifestado su posición en contra a un cambio que va contra los principios del organismo", dice la presidenta.
Guitián señala que se han emprendido acciones judiciales pero defiende que con la concentración los miembros de la asociación quierne denunciar un comportamiento que califica de "no ético" y que "práctica inadecuada" cuando se trata de cuestiones como la seguridad nuclear. "Son un mal ejemplo para todos los que trabajamos desde el control regulador", ha manifestado.
Respecto al trabajo del Comité de Información y Transparencia, ha anunciado que está elaborando varios informes de propuestas que harán llegar al pleno del CSN y al Congreso de los Diputados por considera que las mejoras deben aportarse desde el propio Consejo.
"Somos nosotros quienes conocemos mejor la normativa existente y cómo se gestiona la seguridad nuclear en otros países. Queremos así pasar a ser parte activa en el cambio para que la gestión de la energía nuclear sea mejor conocida por la sociedad", ha concluido.