Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores se concentran en la base de Morón en defensa del empleo y la readmisión de los despedidos

Trabajadores de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos (EEUU) en Europa se han congregado este sábado a las 09,00 horas, convocados por el comité de empresa de Vectrus, la sociedad gestora de los servicios civiles de la base aérea, ante la puerta principal del recinto militar cuyo uso comparten España y Estados Unidos, en defensa del empleo y en demanda de la readmisión de los trabajadores despedidos en los últimos años.
José Armando Rodríguez (UGT), presidente del comité de empresa de la base de Morón, ha informado a Europa Press este sábado de que la concentración ha recibido "la afluencia esperada del colectivo afectado por el último Expediente de Regulación de Empleo (ERE)".
De este modo, Armando ha subrayado que "lo que se defiende es que readmitan a los trabajadores civiles que han despedido desde finales de 2010". Y es que a lo largo de los últimos años, la plantilla española de la base de Morón, primero a manos de Vinnel-Brown & Root Spain (VBR) y después a manos de Vectrus, ha sufrido un total de 250 despidos, mientras que el despliegue militar de Estados Unidos en las instalaciones, y por ende la actividad de la base, no ha hecho otra cosa que crecer.
Asimismo, el portavoz de trabajadores ha indicado que "también demandamos la equiparación de las condiciones de la plantilla de los trabajadores de Rota, que se encuentra bajo el paraguas del Ministerio de Defensa, así como del resto de bases estadounidenses en Europa". "Nosotros también queremos tener esa protección del Gobierno español, y esto no le supone ningún coste económico, ya que lo que se reclama es que haya personal laboral local adscrito al Ministerio de Defensa, tal y como sucede en Rota", ha explicado.
En esta misma línea, el presidente del comité ha matizado que "independientemente del Gobierno que salga de las elecciones de este domingo 26 de junio, queremos que se acometa una revisión del tratado bilateral que tiene el Gobierno de Estados Unidos con España, en materia de defensa militar, y se produzca una nueva enmienda del tratado para que puedan readmitir a los trabajadores despedidos".
LA BASE DE MORÓN
Cabe recordar que mediante la última enmienda el convenido de cooperación de 1988 entre España y EEUU en materia de defensa, la base de Morón fue convertida en sede permanente de las fuerzas militares estadounidenses de intervención en África. En consecuencia, el contingente estadounidense radicado en la base de Morón pasaba de los aproximadamente 850 infantes de marina y 17 aeronaves que acogía mediante prórrogas anuales, a un despliegue permanente de 2.200 militares, 500 civiles y 21 aeronaves.
Además, la enmienda aumentaba hasta los 800 efectivos y 14 aeronaves el límite adicional para despliegues temporales, de modo que la base sevillana puede acoger hasta 3.000 militares estadounidenses en momentos puntuales.
Este notable incremento de la presencia militar estadounidense llegaba después de que entre 2010 y 2014, VBR, como anterior concesionaria del contrato de las Fuerzas Aéreas de EEUU en Europa para la gestión de los servicios civiles de la base de Morón, acometiese 240 despidos entre los trabajadores españoles del recinto militar, desencadenando el conocido conflicto laboral.
Ya en 2015, la empresa estadounidense Vectrus, que ha sucedido a VBR en este contrato de las Fuerzas Aéreas de EEUU en Europa, ha acometido otros diez despidos, por lo que la plantilla española de la base de Morón suma ya 250 despidos desde finales de 2010.