Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores de ambulancias denuncian "incumplimientos" de Ambuibérica y acusan al Gobierno de "mercantilizar"

Realizarán concentraciones los días 23, 25 y 27 de septiembre y una manifestación el día 3 de octubre
Trabajadores del servicio de transporte sanitario urgente de Bizkaia han denunciado los "incumplimientos" por parte de la empresa adjudicataria, Ambuibérica S.L., de "gran parte de los puntos" contemplados en el pliego de condiciones y ha exigido al Gobierno vasco, al que ha acusado de "mercantilizar la salud", que defienda este "servicio vital". La plantilla realizará los días 23, 25 y 27 de septiembre y el 3 de octubre movilizaciones en protesta por su "precarización".
Representantes de ELA y CC.OO. en el comité de empresa, en el que también cuenta con representación USO, han denunciado que la adjudicación a Ambuibérica del transporte sanitario urgente, que durante más de 25 años gestionaron DYA y Cruz Roja, puso en evidencia que "este sector es un negocio que también se puede privatizar ya que se prima y premia a la oferta más barata por encima del equipamiento y características técnicas o la experiencia de tantos años de servicio".
De este modo, han advertido de que el Gobierno vasco otorgó este servicio a "la oferta más barata", pese a ser la empresa adjudicataria "conocida en el sector por la cantidad de demandas y denuncias que acumula" en otras provincias, por "los despidos sin otra justificación que el ahorro de costes para obtener mayores beneficios" y por "diversas irregularidades en su gestión", que han llevado a que el Ejecutivo aragonés haya decidido "no prorrogar el concurso público".
"Sabia decisión que esperamos se contagie", ha apuntado la presidenta del comité de empresa, Begoña Amante, que ha asegurado que, desde que Ambuibérica comenzó a hacerse cargo del servicio el pasado 16 de julio, "ha incumplido gran parte de los puntos del pliego de condiciones", lo que "podría haber supuesto la rescisión del contrato" por parte de la Administración. En este sentido, ha dicho no entender el periodo de carencia que el Gobierno vasco está concediendo a la empresa.
La presidenta del comité ha denunciado que se trabaja en "bases de 40 m2 que soportan temperaturas de más de 34 grados o barracones de obra dentro de naves industriales en la periferia de los municipios", así como la existencia de bases sin vestuarios y con baños que "muchas veces son del tamaño de un urinario público de Aste Nagusia". Asimismo, ha advertido de que se ven obligados a "fregar los platos en que comemos en el mismo lugar en el que desinfectamos el material sanitario".
Los trabajadores se muestran convencidos de que "ni hay quinto relevo ni lo va a haber" porque tanto las vacaciones como otras eventualidades se están cubriendo con "cientos de horas extra" por parte de la plantilla subrogada que, además, "aún no se han pagado".
"En lugar de crear empleo, sobrecarga de trabajo a un persona que debe conducir una ambulancia o atender a un ciudadano que necesita atención sanitaria", han alertado.
En este sentido, han censurado que se ha despedido a "tres trabajadores con larguísima trayectoria y experiencia", por "no querer hacer horas extra y opinar libremente" sobre el funcionamiento del servicio, y, en su lugar, "Ambuibérica coloca más horas extra o prefiere contratar a personal recién titulado a razón de 800 euros de salario".
Asimismo, los trabajadores han sufrido, en palabras de la presidenta del comité, "una modificación sustancial" de sus condiciones laborales ya que su jornada "ha pasado de 24 a 12 horas, con cambio en la secuencia de turnos".
MERCANTILIZACIÓN DE LA SALUD
Los delegados de ELA y CC.OO. han advertido de que no se trata de "un conflicto que atañe" a los trabajadores, alrededor de 160 personas, y a la dirección de Ambuibérica, sino a la gestión de "un servicio vital". "El problema es la mercantilización de la salud y la culpable, Osakidetza", ha afirmado el representante de ELA Iñaki Oliden, que ha acusado a los responsables del servicio vasco de "poner precio a la salud".
Ante esta situación, han exigido a Osakidetza que "defienda un servicio vital" como es el servicio de transporte sanitario urgente y ha instalado al consejero de Salud, Jon Darpón, que exija a la adjudicataria "el escrupuloso respeto al pliego de condiciones" y el mantenimiento de las condiciones laborales de los trabajadores, así como la readmisión de los tres trabajadores despedidos.
Los representantes del comité, que han solicitado a Darpón una reunión para abordar esta situación, han anunciado que realizarán los días 23, 24 y 25 de septiembre, a las once de la mañana, sendas concentraciones en los hospitales vizcaínos de Cruces, Basurto y Galdakao. Asimismo, tienen previsto manifestarse el día 3 de octubre entre la sede de Sanidad hasta la sede del Gobierno vasco en Bilbao.
Los representantes sindicales han explicado que, aunque no cuentan con "datos exactos" oficiales, sí han tenido conocimiento de que se han producido quejas por parte de usuarios y por el propio servicio de coordinación.