Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tráfico revisará el Plan de Seguridad Vial aprobado por el anterior Gobierno para ver si es "asumible o modificable"

La Dirección General de Tráfico (DGT) revisará el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2011-2020, aprobado durante el anterior Gobierno, para ver si es "asumible o modificable", según ha anunciado la directora de Tráfico, María Seguí. El Plan fijaba como objetivo alcanzar la tasa de 37 fallecidos por millón de habitantes por accidentes de tráfico en 2020 y establecía una sería de medidas para ir poniendo en práctica en la próxima década.
En una entrevista concedida a la revista 'Tráfico y Seguridad Vial, que edita la propia DGT, y recogida por Europa Press, Seguí ha señalado que ha comenzado su andadura al frente de la dirección general con "muchas cosas comprometidas" de la anterior etapa de la DGT, con Pere Navarro al frente, y "muy poco margen de maniobra".
Sobre uno de los proyectos que dejó pendientes el equipo anterior, la reforma del Reglamento General de Circulación, para incluir a la bicicleta como un vehículo con derechos y deberes propios y el impulso de las denominadas zonas 30 --limitadas a 30 km/h--, Seguí ha señalado que efectivamente "toca" revisar el reglamento y "lo de las ciudades 30, pensarlo bien".
En este sentido, ha señalado que en 2010 cerca de 500 peatones murieron en accidentes de tráfico. "Un país con buena climatología, que favorece los desplazamientos a pie, es un contexto en el que nos interesa promocionar ser peatón, modular el tráfico rodado y hacer ciudades más amables", ha indicado. Además, ha señalado que es "incuestionable" que "un atropello a una velocidad u otra hace que sea mortal o no".
Por otro lado, Seguí ha insistido en su intención de mejorar la recogida de datos de accidentes para sustituir el actual indicador que se usa con más frecuencia (que incluye las muertes las 24 horas siguientes al accidente en carretera) por otro más "real" que incluya los fallecimientos en los 30 días siguientes al accidente, tanto en carretera como en ciudad.
"Una de las primeras cosas será hacer el cómputo de muertos en carretera y zona urbana a 30 días, que es el requerimiento europeo, de manera real", ha subrayado Seguí, quien ha señalado que un indicador de esas características, que contará no sólo con la información de los agentes de Tráfico sino con fuentes hospitalarias, permitiría "conocer las causas de la muerte, las lesiones que la provocaron".
Preguntada por si estos supondrá un cambio en las cifras que se han dado hasta ahora, ha asegurado que no está interesada "en recontar historias, sino en dar las cifras de la accidentalidad elaborándolas con los mejores criterios, los más rigurosos".
LAS MULTAS SON "EDUCATIVAS".
En otro orden de cosas, la directora de Tráfico ha señalado que las multas no se ponen por "un capricho arbitrario", sino que cumplen una "labor educativa" para la persona que la recibe y las que "están alrededor", ya que pueden servir para que vuelva a cometer la infracción.
"No le castigo por llevar cinturón, sino como mecanismo recordartorio de que la próxima vez se lo debe poner. Y no es un capricho arbitrario, sino que se fundamenta en las leyes de la física de Newton: usted está más seguro retenido por el cinturón de seguridad que sin él, y no sujeta igual a 110 que a 150", ha señalado en una entrevista
En este sentido, preguntada por las personas que creen que las multas de tráfico tienen un objetivo recaudatorio, ha señalado que "cada uno puede pensar lo que quiera", pero las sanciones cumplen una "labor educativa". "La sanción es por un hecho cometido, pero también es un mecanismo educativo para acciones futuras y no sólo para esa persona, sino para las que están alrededor", ha subrayado.
Así, Seguí considera que las multas cumplen una función preventiva, un objetivo en el que opina que hay que insistir. "De los muchos ámbitos de mejora de la salud de la población, este es uno en el que la prevención alcanza todo su esplendor", ha señalado la directora de Tráfico, quien ha recordado que "poca energía puede causar una lesión de médula espinal, pero toda la ciencia del mundo no es capaz de restituir la salud de esa persona".