Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tráfico lento en las cercanías de Barcelona y normalidad en las salidas de Madrid

La salida de Madrid por la A-5 a la altura de Móstoles ha registrado complicaciones el viernes y el sábado por la mañana. Foto: EFEtelecinco.es
Ya por la mañana era también la AP-7 la que registraba la smayores complicaciones con retenciones en varios puntos de esa vía, a la altura de la localidad de Cerdanyola del Vallés en dirección Girona y a la altura de la localidad de Agullana, esta vez en dirección Barcelona.
En las carreteras de salida de Madrid los principales problemas se han producido en las autovías A-1, en San Agustín de Guadalix, en la A-5 a la altura de Móstoles y A-6, en las localidades de Pozuelo de Alarcón y Torrelodones. En todas ellas se ha registrado durante las primeras horas del día tráfico lento.
También ha habido problemas en carreteras de Andalucía, especialmente en Málaga y Cádiz, en dirección a las playas.
Un fin de semana complicado
Tráfico prevé que van a producirse entre 4 y 4,5 millones de desplazamientos. Ya en la tarde del viernes el número de retenciones superó a las que se produjeron en la primera operación salida del verano, entre el 2 y el 4 de julio. 
El viernes las mayores dificultades se localizaron en la Comunidad de Madrid, en donde alrededor de las 18.00 horas se acumulaban retenciones en "prácticamente todos las carreteras" de salida.
La previsión es que sólo por las carreteras de la Comunidad de Madrid se desplazarán este fin de semana alrededor de 820.000 vehículos, lo que incluye tanto el número de madrileños que saldrán de la capital a sus lugares de vacaciones como el de conductores de paso
Este fin de semana no está incluido entre las operaciones especiales de tráfico para la época estival, pero sí en el grupo de "fines de semana conflictivos del verano". De hecho, la previsión de desplazamientos para este fin de semana es similar a la que se hizo para la primera gran operación salida del verano, el primer fin de semana de julio (4,1 millones de desplazamientos).
En total, está previsto que este verano se produzcan 86,2 millones de desplazamientos, un 0,4 por ciento más que los registrados el verano pasado, distribuidos entre los meses de julio (41,9 millones) y agosto (44,3 millones).
Tráfico advierte de que la peor franja horaria, por ser en la que se producen más accidentes, es la comprendida entre las 14.00 y las 20.00 horas, por lo que se recomienda ser especialmente prudentes al ponerse al volante después de la comida. Cuidado también se pide con las salidas de vía (que representan el 45% de los accidentes) y con los desplazamientos por carreteras secundarias.
Nuevas infracciones
Este verano se vigilarán las infracciones incluidas en la última reforma de la Ley de Tráfico. Así, manipular el navegador mientras se conduce está castigado y también lo está tirar las colillas por la ventanilla.
Entre julio y agosto de 2009 perdieron la vida 380 personas, 67 menos que en 2008. Para encontrar un número de muertos tan bajo durante el verano hay que retroceder hasta 1963, cuando había 1,7 millones de vehículos circulando por las carreteras, frente a los 31 millones que había en 2009.    LA