Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tranquilidad en las carreteras en el arranque de la Operación Retorno

Retenciones a la salida de MadridEFE

La Operación Retorno desplegada por la Dirección General de Tráfico (DGT) para hacer frente a los más de 4 millones de desplazamientos previstos para este fin de semana ha arrancado con tranquilidad en las carreteras, según han informado fuentes de la DGT.

Así, a esa hora en Madrid sólo se registraban problemas en un tramo de alrededor de tres kilómetros en la A-1, a la altura de San Sebastián de los Reyes, menos de lo habitual en otros fines de semana. En Barcelona, se registraban problemas de circulación en la autovía de circunvalación B-10 y un par de kilómetros de congestión en la AP-7 cerca de Sant Cugat del Vallés, debido a un accidente.
Mientras, en Sevilla se registraban los atascos habituales de los viernes por la tarde en la SE-30 y en Salobreña (Granada) había cinco kilómetros de retención en la N-340 sentido Barcelona.
El panorama, sin embargo, puede cambiar en las próximas horas, ya que la DGT prevé para estar tarde "importantes movimientos de vehículos" de largo recorrido que provocarán "intensidades elevadas y problemas de circulación" en sentido salida de las grandes ciudades y también en las carreteras de acceso a las zonas turísticas de costa, litoral y de descanso.
Horas más desfavorables
La franja de horas más desfavorable será desde las 15.00 hasta las 23.00 horas. Mientras, el sábado, día en que la DGT prevé que continúe el movimiento de vehículos, las peores horas para echarse a la carretera será la franja comprendida entre las 8.00 y las 14.00 horas. Ya el domingo, Tráfico espera "intensidades elevadas de circulación" especialmente entre las 16.00 y las 24.00 horas.
La DGT espera que este fin de semana se produzcan en las carreteras más de 4 millones de desplazamientos debido a la coincidencia en las vías de los que terminan sus vacaciones con los que han esperado hasta septiembre para disfrutarlas.
A estos movimientos de retorno y salida por finalización y comienzo de vacaciones se unirán los habituales de fin de semana estival, según las previsiones de la DGT. Además, durante los días en que se desarrolla esta operación se prevé que siga produciéndose una "importante afluencia" de vehículos en los principales ejes y pasos fronterizos por el retorno hacia países europeos de residencia habitual.
Durante el último fin de semana de agosto del año pasado se llegaron a sumar más de 200 kilómetros de retenciones en las carreteras, pese a que en los últimos años el número de atascos se ha reducido debido a que cada vez más los conductores tienden a escalonar su vuelta al trabajo, por lo que la DGT aconseja extremar las precauciones y evitar, en la medida de lo posible, conducir en las horas más desfavorables.
Concretamente, Tráfico prevé que las horas más complicadas para ponerse al volante serán entre las 15:00 y 23:00 horas del viernes; entre las 08:00 y las 14:00 horas del sábado y entre las 16:00 y las 24:00 horas del domingo. El año pasado las mayores retenciones se registraron el viernes, entre las 16:00 y las 17:00 horas. Mientras, las horas que más atascos registraron el sábado fue entre las 20:00 y 21:00 horas y el domingo, entre las 21:00 y 22:00 horas.
Aconseja no acelerar tras la retención
De cara a la vuelta, Tráfico recomienda informarse del estado de la carretera por la que se vaya a circular antes de coger el vehículo, descansar suficientemente antes de emprender el viaje, verificar el estado de los neumáticos y otros elementos del coche y mantener la calma en las retenciones.
En este sentido, la DGT recuerda que el tiempo perdido en las retenciones "no se recupera". "Las retenciones producen estrés, agresividad, fatiga y cansancio. Si se ha perdido tiempo en ellas, no intentemos recuperarlo mediante la velocidad y adelantamientos, que a su vez originan más fatiga y cansancio, y por tanto hacen crecer el riesgo de accidente", recuerda Tráfico.