Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trasladan a Melilla a cuatro de los siete subsaharianos que arribaron a las Chafarinas al poder ser menores de edad

El Gobierno ha decidido trasladar a Melilla a cuatro de los siete inmigrantes de origen subsahariano que llegaron en la madrugada del martes a las Islas Chafarinas a bordo de una balsa de juguete, ante la posibilidad de que sean menores de edad. Mientras, los otros tres aún permanecen en el archipiélago.
Según han informado a Europa Press fuentes policiales, la evacuación de los cuatro sin papeles que dicen ser menores de edad se ha producido este miércoles, muy avanzada ya la madrugada, para ser sometidos a las pruebas isométricas que determinen su edad.
Las citadas fuentes han apuntado que si se comprueba que tienen menos de 18 años de edad serán acogidos en el Centro de Menores de la Purísima Concepción, bajo la tutela de la Ciudad Autónoma de Melilla, pero sí son adultos son acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) aunque con un expediente de expulsión, en aplicación de la Ley de Extranjería.
Una repatriación, no obstante, la mayoría de las veces no se puede materializar porque los países a los que dicen pertenecer no les reconocen como nacionales propios y finalmente son trasladados a la Península, donde terminan en situación irregular tras 60 días en los Centros de Internamiento de Extranjeros.
FUTURO INCIERTO
Sobre los tres subsaharianos que permanecen en la Isla Congreso, una de las tres islas que conforman las Islas Chafarinas, se desconoce qué va a pasar con ellos, aunque, como han recordado las citadas fuentes, ya los antecedentes apuntan que pueden ser devueltos a Marruecos en aplicación del acuerdo de readmisión con España, ya que Chafarinas no es un puesto fronterizo habilitado oficialmente.
Los inmigrantes llegados a estas islas de soberanía española, situadas a 3,5 kilómetros de la costa de Marruecos, son todos de origen subsahariano: tres de Mali, dos de Guinea Conakry, uno de Costa de Marfil y otro de la República Democrática del Congo.
Todos han mostrado su intención de pedir asilo a España. Además, recibieron este martes "agua, comida y mantas" de los militares españoles que se encuentran destacados en estas islas.
Según informaron a Europa Press fuentes de la Comandancia General de Melilla, soldados pertenecientes al Tercio Gran Capitán I de la Legión con base en Melilla que se hallan destinados a las Islas Chafarinas se encargaron de proporcionar a los sin papeles estos elementos "de primera necesidad", una vez que tuvieron conocimiento de su presencia.