Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trece muertos en un tiroteo en la Universidad de Bakú

Trece personas murieron hoy en la capital azerbaiyana cuando un hombre abrió fuego contra estudiantes y profesores de la Universidad del Petróleo de Bakú, informaron fuentes policiales y médicas.
El ministerio de Sanidad dio cuenta de que, además de los trece muertos, hay once heridos, varios de ellos en estado grave, y el canal de televisión ANS precisó que entre las víctimas hay ciudadanos de Azerbaiyán, Turquía y Siria.
Un portavoz de la Policía afirmó que el hombre que abrió fuego era azerbaiyano, actuó en solitario y se suicidó al verse rodeado por los agentes.
Algunos medios habían informado con anterioridad de que el desconocido que protagonizó el tiroteo era georgiano, árabe o africano, y que hubo dos atacantes, uno de los cuales se habría suicidado y el otro habría sido reducido por la policía.
ANS insiste en que el atacante es un ciudadano georgiano de origen azerbaiyano identificado como Nadir Shirjanoglu.
Una comisión subordinada al ministro del Interior azerbaiyano, Ramil Usúbov, y al Fiscal General, Esján Zaídov, investiga las circunstancias y móviles de la tragedia.
Según testigos, todo empezó con una acalorada discusión entre varios estudiantes en el patio de la universidad, tras lo cual uno de ellos sacó una pistola, disparó a los demás, entró en el edificio y prosiguió allí el tiroteo.
Varias fuentes habían señalado que, antes de suicidarse o bien de ser matado por la policía, el hombre había tomado a varios rehenes en el interior de la universidad.