Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo birmano rechaza a los testigos de la defensa de Suu Kyi

Activistas birmanos pro-derechos humanos cuelgan una foto de la líder opositora birmana y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi. EFE/Archivotelecinco.es
El Tribunal Supremo de Birmania (Myanmar) rechazó el recurso de apelación presentado por los abogados de la líder opositora, Aung San Suu Kyi, para que la defensa pueda presentar más testigos en el juicio al que está siendo sometida por violar los términos del arresto domiciliario que cumplía desde 2003.
La decisión del Supremo implica que el equipo que defiende a la Nobel de la Paz podrá presentar únicamente dos testigos y no cuatro como reclamó durante la vista celebrada en pasado miércoles.
Desde que comenzó el juicio a mediados del pasado mayo, la Fiscalía ha presentado cerca de una veintena de testigos, la mayoría policías.
Los abogados de Suu Kyi, de 64 años y encerrada desde el 14 de mayo en el presidio de máxima seguridad de Insein, a las afueras de Rangún, pidieron la comparecencia de dos destacados miembros de la Liga Nacional por la Democracia (LND), Tin Oo y Win Tin.
Tin Oo es vicepresidente de la LND y cumple arresto domiciliario, mientras que el periodista Win Tin pertenece al comité central de la LND y fue el preso político más veterano de Birmania hasta su excarcelamiento el año pasado.
Tras varios aplazamientos, el juicio contra Suu Kyi está previsto que se reanude el próximo 3 de julio, de acuerdo a fuentes de la LND.
En caso de ser declarada culpable, la Nobel de la Paz puede ser condenada a una pena de entre tres y cinco años de prisión y no podrá concurrir a las elecciones parlamentarias del año próximo.
El enviado especial de Naciones, Ibrahim Gambari, concluyó el pasado sábado una visita oficial de dos días a Birmania.
Antes de abandonar el país, Gambari se entrevistó con el ministro de Asuntos Exteriores, general Nyan Win, en la capital, Naypyidaw, sin que trascendieran detalles de las conversaciones, aunque el objetivo fue concertar una eventual visita oficial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, confirmaron fuentes del organismo.