Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Tuan Tuan sigue vivo!

Tuan Tuan sigue vivoZoo de Taipei

No, ésta no es otra más de esas historias de animalitos que proliferan en la web para captar vuestra curiosidad sino una prueba de la tensión que subyace a un viejo conflicto geopolítico en el Mar del Sur de China.

El zoo de Taipei (Taiwan) ha salido a desmentir la muerte de su panda Tuan Tuan con una "prueba de vida": la fotografía del plantígrado tras las rejas y con los periódicos del día a sus pies; una puesta en escena que recuerda a aquellos secuestros de los 70, como el de líder italiano Aldo Moro.
En un comunicado, el director del zoo de Taipei dice que Tuan Tuan, de 11 años, su pareja Yuan Yuan y su cría Tuan Zai se encuentran perfectamente e invita a quien quiera comprobarlo a visitar el zoo.
El desmentido del zoo llega días después de que el diario oficial del Partido Comunista Chino informara de la muerte del panda a causa del virus del moquillo canino. La noticia ya se había difundido como la pólvora por las webs en chino para cuando el periódico admitió su error y pidió perdón por no comprobar con la diligencia necesaria la información que le había llegado.
Los pandas gigantes sólo viven en China y están en permanente riesgo de extinción. A menudo, Pekín regala ejemplares de esta delicada y rara especie a otros países como un gesto de amistad diplomática.
La isla de Taiwan se separó de facto de China en 1949, cuando triunfó la revolución comunista de Mao en la China continental. Pero Pekín nunca ha renunciado a recuperar el control de la isla rebelde en la que se refugiaron los anticomunistas. En 2005 aprobó incluso una ley que le permite intervenir militarmente si Taiwan declara su independencia formal.
Tuan Tuan y Yuan Yuan, que significan "reunión" en chino, fueron un regalo del gobierno de Pekín a Taiwan con motivo de la elección como presidente de la isla en 2008 de Ma Ying-jeou, favorable a estrechar los lazos con la China continental.
Ahora, los rumores de la muerte de Tuan Tuan en el diario oficial del Partido Comunista Chino han precedido, oh casualidad, a la toma de posesión de la nueva presidenta, la independentista Tsai Ing-wen.