Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE autoriza una nueva dosis de 'Brilique' (AstraZeneca) para el tratamiento prolongado del infarto

La Comisión Europea ha autorizado la comercialización de una nueva dosis de 60 miligramos del ticagrelor, fármaco comercializado como 'Brilique' por AstraZeneca, para el tratamiento prolongado del infarto de miocardio en pacientes que tienen riesgo de desarrollar un nuevo episodio después de un año.
En concreto, la indicación expone que el tratamiento se puede iniciar como terapia de continuación después de un año de tratamiento inicial con la dosis de 90 miligramos de este fármaco en combinación con ácido acetilsalicílico u otra terapia de doble antiagregación plaquetaria.
El fármaco es un tratamiento antiagregante plaquetario que funciona inhibiendo la activación de las plaquetas, y ayuda a prevenir eventos aterotrombóticos en pacientes adultos con síndrome coronario agudo (SCA). La dosis de mantenimiento recomendada es de 90 miligramos dos veces al día.
Pero ahora, después del primer año los pacientes con antecedentes de infarto agudo de miocardio pueden seguir recibiendo tratamiento con la dosis más baja de ticagrelor, también dos veces al día, a lo que habría que sumar una dosis diaria de ácido acetilsalicílico de entre 75 y 150 miligramos.
La aprobación se ha basado en los resultados del estudio 'PEGASUS TIMI-54', un ensayo clínico a gran escala en el que participaron más de 21.000 pacientes que ha demostrado que esta dosis más baja reduce significativamente el criterio de valoración principal de muerte cardiovascular, infarto de miocardio o ictus.
En concreto, las tasas a 3 años fueron 7,77 por ciento en el grupo tratado con ticagrelor 60 miligramos y 9,04 por ciento en el grupo tratado con placebo.
El anuncio se produce tras la aprobación en septiembre por parte de la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés). Según el vicepresidente Ejecutivo de Global Medicines Development y Director Médico de AstraZeneca, Sean Bohen, se trata de un "importante paso" para estos pacientes ya que "cada vez hay más pruebas que indican que el riesgo de experimentar otro acontecimiento cardiovascular sigue existiendo más allá del primer año después de un infarto agudo de miocardio".