Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE se suma a la iniciativa lanzada en la Cumbre del Clima de París para acelerar la I+D en energía limpia

Bruselas prevé destinar 10.000 millones de euros de aquí al 2020 en I+D en energía limpia
La Unión Europea se ha sumado a la iniciativa 'Misión Innovación', lanzada en la Cumbre del Clima de París para acelerar la investigación y desarrollo e innovación en las energías limpias como el miembro veintiuno.
Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Estados Unidos, Australia, Brasil, Canadá, Chile, China, India, Indonesia, Japón, México, Noruega, Corea, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos se comprometieron en la COP21 a duplicar la inversión pública en investigación y desarrollo en energía limpia en los próximos cinco años.
El Ejecutivo comunitario, que ha confirmado su incorporación en nombre de la UE en la reunión ministerial inaugural de la iniciativa en San Francisco este miércoles y jueves, prevé que se destinen alrededor de 10.000 millones de euros a energía limpia a través del programa de ayudas a la innovación Horizonte 2020 de aquí al 2020.
Las ayudas comunitarias irán creciendo de manera progresiva caño a año, desde los 1.000 millones en 2015 hasta cerca de 2.000 millones en 2020.
Al margen del programa de ayudas, otros 13 proyectos en energía limpia han sido financiados a través del plan europeo de inversiones, conocido como plan Juncker de un total de 64 aprobados hasta ahora.
La UE también quiere contribuir a la iniciativa global aportando su experiencia derivada del Plan Estratégico sobre Tecnologías Energéticas, lanzado en 2007 para coordinar las actividades en I+D en tecnologías bajas en carbono de los Estados miembro y terceros países que quieran sumarse.
El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de la Unión Energética, Maros Sefcovic, ha subrayado la importancia de aumentar la innovación en la energía limpia para "el éxito" de la Unión Energética en Europa y cumplir el acuerdo de París y supone además "una oportunidad económica e industrial global enorme", al tiempo que ha defendido que la iniciativa converge "perfectamente" con la futura estrategia sobre investigación, innovación y competitividad que presentará el Ejecutivo comunitario en noviembre.
El comisario de Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas, ha defendido por su parte que la iniciativa global cumple los tres objetivos de la política europea de investigación e innovación centrada en promover "la innovación abierta, la ciencia abierta y la apertura al mundo" y ha confiado en que acelere "la revolución" de la energía limpia.