Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE insta a las ONG a coordinar sus acciones de rescate con los guardacostas libios

Varios países rechazan la petición de Italia de abrir sus puertos, entre ellos España, Bélgica y Países Bajos
Los ministros de Interior de la Unión Europea ha instado a las ONG a coordinar sus acciones de rescate y a mejorar su cooperación con los guardacostas libios, aunque han evitado abordar la petición de Italia de que otros países abran sus puertos para los inmigrantes rescatados por las organizaciones no gubernamentales para ayudar a aliviarle de la presión migratoria, una idea que han rechazado varios países, incluido España.
"Reconocemos y elogiamos su papel, especialmente en las operaciones de búsqueda y rescate. La idea detrás de este Código de Conducta (para las ONG) es cómo hacer más funcional nuestra cooperación y coordinarla mejor. Este es el objetivo", ha explicado en rueda de prensa el comisario de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopoulos, en rueda de prensa al término de la discusión de los Veintiocho.
Uno de los grandes objetivos del Código de Conducta que se elaborará para las ONG es lograr que no entren en aguas territoriales libias, algo que hacen "ilegalmente" en la actualidad y provoca "un claro efecto llamada", han explicado varias fuentes europeas. "Parte de ello es presionar. Las ONG dependen de financiación", han explicado otras fuentes consultadas.
El comisario ha admitido que la situación en el Mediterráneo Central "no es sostenible" y ha insistido en que aunque la obligación de "salvar vidas sigue sin cambios" es necesario "reducir los flujos". "Todo el mundo debe entender eso", ha zanjado.
Dicho esto, ha admitido "preocupación" por la actuación de las ONG en aguas libias donde ocurren la mayor parte de los naufragios pero ha insistido en que "ahora todo está clarificado".
"Son socios sobre el terreno en nuestra lucha para poner fin al drama de esta gente, para darle apoyo y seguridad pero sí tenemos que coordinar mejor y organizar mejor nuestras acciones comunes", ha zanjado.
Avramopoulos ha dejado claro que "la respuesta está en equipar a los guardacostas libios" para que ellos puedan "salvar vidas dentro de sus aguas territoriales, donde se pierden con mayor frecuencia" y también hay que "mejorar las condiciones en Libia y abrir un pasaje seguro para la reubicación". "Es donde pondremos nuestro énfasis, donde centraremos nuestros esfuerzos", ha dicho, al tiempo que ha insistido en que las personas que no necesitan protección internacional "deben ser devueltos". "Esto es un mensaje muy claro que hemos enviado desde hace tiempo", ha remachado.
La petición del Gobierno italiano para que otros países de la UE abran sus puertos a los inmigrantes rescatados por las ONG para aliviar la presión que sufre el país ni si quiera ha sido debatida en la reunión de los Veintiocho, según han explicado varias fuentes europeas.
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha rechazado implícitamente la petición de Italia para que España abra sus puertos a los inmigrantes rescatados por barcos de las ONG al alegar que España está sufriendo en la actualidad una "presión importante" en sus propios puertos por un aumento del 140% en los flujos a través de Marruecos, y ha pedido "concienciar" a las ONG para que no favorezcan la inmigración irregular.
"Italia ha pedido ayuda y nosotros entendemos que pida ayuda, pero también España está teniendo ahora mismo una presión importante en nuestros puertos, como consecuencia de la inmigración también irregular", ha explicado el ministro.
"Abrir más puertos simplemente no resolverá el problema", ha agregado por su parte el ministro de Seguridad y Justicia holandés, Stephanus Blok.
El secretario de Estado de Asilo e Inmigración belga, Theo Francken, ha respaldado elaborar un Código de Conducta para las ONG y ha rechazado que éste busque alejar los barcos de las ONG de Europa.
"No, tienen que salvar a gente, pero la solución no está en traer a todo el mundo a Europa. Esto solo aumentará el problema", ha avisado. "No creo que vayamos a abrir puertos belgas", ha ironizado.
Aunque los países de Visegrado también tiene que hacer su parte en la acogida de refugiados, Francken ha recordado que no hay acuerdo sobre la solidaridad entre los Estados miembros y ha pedido "avanzar" en otros puntos donde hay más convergencia, como en el Código de Conducta.
El ministro del Interior italiano, Marco Minniti, ha instado a las ONG a cooperar de cerca con los guardacostas libios en sus aguas y ha recordado que las organizaciones no gubernamentales realizan el 34% de las operaciones de rescate.
"Estos son operaciones civiles y por tanto tienen que estar coordinadas" con los guardacostas libios, así como con las autoridades judiciales y policiales, ha explicado, al tiempo que ha asegurado que el Gobierno italiano trabajará rápido para elaborar el Código de Conducta para las ONG.
El comisario del Interior ha vuelto a dejar claro que no está "contento" con el esfuerzo de "algunos Estados miembro" para acelerar los esfuerzos para reubicar a los 160.000 refugiados desde Italia y Grecia acordados en base a un sistema de cuotas y ha avisado de que les queda "mucho tiempo" para hacerlo. "Háganlo lo antes posible. Esto es una política de asilo común", ha avisado, insistiendo en que el acuerdo sobre las cuotas pactado hace dos años es "obligatorio".
La Comisión Europea abrió el pasado mes un expediente sancionador contra Hungría, República Checa y Polonia por incumplir sus esfuerzos para cubrir sus cuotas.