Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UICN y Toyota promoverán el conocimiento de las amenazas que acechan a las especies de la biodiversidad mundial

La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) y la empresa automovilística Toyota han firmado este martes 10 de mayo un acuerdo de colaboración por el que durante cinco años promoverán el conocimiento de la población sobre las amenazas que sufre la biodiversidad mundial.
El acuerdo, según han destacado las partes, constituye un "importante avance" hacia la consecución del objetivo de la UICN de duplicar el número de especies evaluadas de aquí a 2020 dentro de la Lista Roja de Especies Amenazadas.
El proyecto de preservación de especies mediante el apoyo de la Lista Roja de la UICN se enmarca dentro de la estrategia de la compañía 'Desafío Medioambiental Toyota 2050' y permitirá "incrementar notablemente" los conocimientos sobre el riesgo de extinción de más de 28.000 especies, muchas de las cuales son fuentes de alimentos de gran importancia para una parte considerable de la población mundial.
Durante la presentación del acuerdo, la UICN y Toyota han manifestado que "más que nunca es preciso conocer en profundidad la situación actual de las especies de las que depende la supervivencia".
"El Desafío Medioambiental 2050 de Toyota no aborda sólo el cambio climático, sino también la biodiversidad. Son dos caras de una misma moneda que no se pueden tratar por separado", ha destacado la directora general de la UICN, Inger Andersen.
Además, ha destacado que el "generoso aporte de Toyota" --que aportará este año 1,2 millones de dólares, 1,05 millones de euros-- permitirá a los investigadores de la Lista Roja dar un gran paso adelante hacia el objetivo de evaluar 160.000 especies en 2020.
Igualmente, ha añadido que este proyecto contribuirá a la labor de la UICN de apoyo a la implantación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados el año pasado por todos los miembros de las Naciones Unidas, y más concretamente al objetivo 'Hambre Cero'.
Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Toyota Motor Corporation, Didier Leroy, ha manifestado que para responder a las amenazas que sufre el medio ambiente a escala mundial, es preciso actuar de forma "temprana y enérgica", emprendiendo acciones concretas que cambien la vida de las personas.
ANALIZAR 28.000 ESPECIES EN CINCO AÑOS
Hasta la fecha, la Lista Roja de la UICN ha evaluado el riesgo de extinción de 79.837 especies, de las que más de 23.000 están amenazadas de extinción. Ahora, la colaboración de Toyota permitirá evaluar como mínimo 28.000 especies más en los próximos cinco años.
La directora mundial del grupo de conservación de la biodiversidad de la UICN, Jane Smart, ha celebrado que al duplicarse el ámbito cubierto por la Lista Roja de la UICN, ésta se convertirá en un "barómetro de la vida más completo".
"La aportación de Toyota fortalecerá el papel extremadamente valioso que desempeña la Lista Roja para ayudar a determinar políticas de conservación, seguir los progresos realizados en materia de reducción de la pérdida de biodiversidad, suministrar datos para la investigación científica y concienciar al público acerca de las especies", ha agregado.
Se evaluarán peces marinos como las sardinas, sardinetas, solla y lenguado. Estas especies no sólo proveen alimentos a miles de millones de habitantes del planeta, sino que brindan asimismo empleo, a través de las actividades de pesca y transformación, a unos 200 millones de personas en el mundo entero.
Estos fondos servirán también para evaluar otras especies de importancia económica, que incluyen plantas, hongos, peces de agua dulce, reptiles e invertebrados como las libélulas, así como para perfeccionar la plataforma web que utilizan más de 3,5 millones de personas cada año para tener acceso a los datos de la Lista Roja de la UICN. Además, dicha aportación ayudará a la UICN a desarrollar actividades encaminadas a concienciar al público acerca de la biodiversidad.