Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 200 mujeres dieron a luz en 2015 en la Unidad de Parto Natural de HM Nuevo Belén de Madrid

La Unidad de Parto Natural del Hospital HM Nuevo Belén de Madrid acogió a lo largo del año 2015 un total de 230 nacimientos, con un índice de cesáreas del 12 por ciento, y sólo en el 44 por ciento de los casos se utilizó la anestesia epidural, según los datos difundidos este martes por el centro hospitalariop.
Además, sólo en el 4 por ciento se realizó una episiotomía, el 7 por ciento de los partos el expulsivo transcurrió en el agua y el 92 por ciento de los recién nacidos tuvieron un Apgar mayor o igual a 8.
Actualmente, hay 5 equipos que utilizan las instalaciones de esta Unidad de Parto Natural y cada uno de estos equipos trabaja con matronas especializadas en la atención de este tipo de partos que, al mismo tiempo, están coordinados con el resto de los profesionales y servicios de hospital implicados en el proceso (Anestesiología y Reanimación, Pediatría y Neonatología, etc.).
Además, se ha comprobado que devolviendo a la mujer su protagonismo, evitando intervenciones innecesarias y mejorando el manejo del dolor previo o alternativo a la epidural, la tasa de cesáreas y complicaciones se minimizan de una forma llamativa.
"Intentamos crear un entorno de intimidad, de respeto por la fisiología del parto y que contase con todos los elementos necesarios para hacer posible un manejo no farmacológico del dolor. Y todo esto en el seno de un hospital que garantiza los máximos estándares de seguridad", ha explicado Pilar Monteliú, directora médico de HM Nuevo Belén.
La unidad incluye tres UTPR (Unidad de Trabajado de Parto y Recuperación), espacio para el acompañante, área de trabajo para los profesionales y zona de reanimación neonatal. Además, el periodo de dilatación y expulsivo tiene lugar en una misma habitación, evitando desplazamientos de la mujer a diferentes lugares en el transcurso del parto.