Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Unión de Consumidores pide a productores de yogur que sigan colocando la fecha de caducidad en sus productos

La Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE) ha pedido a los productores de yogur que sigan colocando la fecha de caducidad en sus productos el día antes de que entre en vigor la nueva norma de calidad para la elaboración y comercialización del yogur, por la cual, entre otras cuestiones, se elimina la limitación de fecha de caducidad, que estaba establecida en 28 días desde la fecha de fabricación del producto.
En un comunicado, UCA-UCE señala que esta norma establece que a partir de ahora sean las industrias alimentarias quienes determinen el tipo de fecha y el límite temporal apropiados para cada producto. Así, se cambian los requisitos exigidos hasta hoy sobre la fecha de caducidad del yogur.
En este sentido, analizando la nueva legislación, a partir de mañana, los yogures podrán poner en su etiquetado lo que será su fecha de consumo apropiado y no de caducidad como hasta ahora aparecía.
En base a ello, la UCA-UCE hace un llamamiento al sector para que siga señalando que la fecha que aparezca en el etiquetado sea de caducidad y no de consumo preferente por la falta de información que ha venido acompañada de la aprobación de esta ley.
En este sentido, desde la Unión de Consumidores de Andalucía "hemos echado en falta una campaña previa de información a la ciudadanía en cuanto a este importante cambio en materia de etiquetado de alimentos".
Así, entiende que desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se debería haber realizado esa labor de pedagogía de los cambios que en esta materia se vayan introduciendo desde una perspectiva de que su aplicación no cree desconcierto entre los consumidores españoles.
Estas campañas deberían ir de la mano de las asociaciones de consumidores representativas de nuestro país a la hora de aportar una clara información, transparencia en medidas que deben ir enfocadas desde una perspectiva de consenso.