Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Universidad de Sevilla permite copiar

El director de Comunicación de la Hispalense, José Álvarez, ha explicado que la Universidad aprobó el pasado mes de septiembre una normativa de evaluación de exámenes, dentro del Reglamento de Actividades Docentes, "que garantiza a todos los alumnos su derecho a terminar la prueba pese a que, durante su realización, sea pillado copiando por un profesor". 
Con esta nueva regulación, que no supone el suspenso inmediato del alumno ni la expulsión del aula como hasta el momento, la Hispalense busca "dar garantías" al estudiante para que, en caso de que el estudiante reclame ante la Comisión de Docencia por considerar que "el profesor no tiene pruebas suficientes de que ha copiado o que se ha excedido al suspenderlo", haya un examen escrito y finalizado al que acudir para su evaluación, si la citada comisión decidiera que ésta procediese.
Con ello, en palabras de Álvarez, se regula formalmente "algo frente a lo que cada profesor actuaba según su propio criterio" y se normalizan las pautas a seguir en aquellos casos, entre otros, en los que los docentes "pillen" a sus alumnos con las conocidas 'chuletas', intercambiándose exámenes o copiando desde sus móviles. No obstante, en éste último caso, el profesor "tiene prohibido, a diferencia de las chuletas o instrumentos similares, requisar el aparato", ya que en él se contienen datos personales.
Otra excepción a la citada normativa es el caso de aquellos alumnos que, con su actitud en clase durante la prueba, "molesten o interrumpan" al resto de sus compañeros, impidiéndoles con su comportamiento la realización en condiciones de normalidad del examen. En estos casos, "el profesor sí que podrá expulsar al alumno del aula de forma inmediata", ha aclarado Álvarez.
El artículo 20 de la 'Normativa de Regulación de la Evaluación y Calificación de las asignaturas' de la US establece que "los profesores encargados de la vigilancia comunicarán a la Comisión de Docencia del Departamento cualquier incidencia ocurrida en el transcurso de un examen".
Igualmente, la norma especifica que los docentes encargados de la vigilancia del examen "podrán retener, sin destruirlo, cualquier objeto material involucrado en una incidencia, dejando al estudiante afectado constancia documental de este hecho y traslado éste a la Comisión de Docencia del Departamento junto con el mencionado escrito".