Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Universidad no prepara para buscar empleo y la mayoría lo encuentra por sus contactos, según un estudio

Los titulados universitarios afirman que la Universidad les ha aportado "poco" en la adquisición de competencias relacionadas con la búsqueda de empleo y los contactos personales son, con gran diferencia, el medio más recurrido para optar a un trabajo, según el 'Barómetro de Empleabilidad y Empleo de los universitarios en España, 2015'.
Estas son algunas de las conclusiones de este infome, presentado este jueves 11 de febrero, realizado conjuntamente por la CRUE, la Cátedra UNESCO y la Obra Social "la Caixa", que han contado con la participación de 13.006 egresados, el 10 por ciento de la cohorte 2009-2010, provenientes de 45 universidades españolas, públicas y privadas, preseniales y semipresenciales.
El trabajo, basado en los registros administrativos de las universidades y en una encuesta realizada a los egresados sobre competencias y trayectoria laboral, entre otros aspectos, señala también que los titulados universitarios poseen un nivel de competencias de empleabilidad mayor que el que les proporciona la universidad y el que les exige el puesto de trabajo.
Si bien los egresados indican que la universidad les aporta prácticamente la totalidad del nivel que se requiere en el empleo en competencias tales como la capacidad para trabajar en equipo, el dominio de competencias propias de la titulación o la comunicación escrita, sin embargo, hay un desajuste mayor entre los requisitos del mercado de trabajo y la formación universitaria en idiomas, capacidad para gestionar la presión y en la capacidad para tomar decisiones.
En relación a la adecuación entre la formación y el empleo, este barómetro apunta que el 77,3 por ciento de los egresados considera que su último empleo estaba "bastante" o "muy relacionado" con sus estudios, aunque esto depende de la rama de conocimiento, Por ejemplo, el mayor ajuste se da entre los titulados de Ciencias de la Salud, Ciencias e Ingeniería y Arquitectura frente a los de Artes y Humanidades y Ciencias Sociales y Jusrídicas.
Esto último se relaciona con la satisfacción con el empleo: los titulados de las ramas de Ciencias de la Salud son los más satisfechos con su empleo, mientras que los de Artes y Humanidades lo están en menor medida. También destaca, según este trabajo, que el salario es el aspecto con la valoración más baja, seguida del desarrollo profesional, la empresa y su organización, las funciones y tareas y el ambiente laboral.
Los autores de este trabajo coinciden en que la baja puntuación al desarrollo profesional está en consonancia con el periodo de crisis económica y la contracción de la creación de empleo.
Respecto a la forma de encontrar un empleo, los contactos personales se sitúan en el primer puesto de la tabla para el 37,2% de los encuestados, seguida de la autopresentación y el contacto directo (31,3%), ambas a mucha distancia de los portales de empleo (18,3%), los servicios públicos de empleo (10,6%), las webs corporativas (7,9%), los servicios universitarios (7,4%), las redes sociales (4,6%), anuncios de prensa (3,7%), empresas de trabajo temporal (3,4%) o sindicatos (1,4%).
(HABRÁ AMPLIACIÓN)