Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Universidades públicas catalanas estudiarán unificar primeros ciclos de sus grados

El secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat, Antoni Castellà, ha anunciado este jueves que las universidades públicas catalanas estudiarán unificar primeros ciclos de grados universitarios durante este curso en el marco del Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC).
Lo ha dicho a preguntas de los medios en la presentación del programa de ayudas a la movilidad de la Obra Social La Caixa para la cuarentena de estudiantes que empezarán este curso el nuevo grado de Filosofía, Política y Economía que imparten conjuntamente la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Carlos III de Madrid, la Pompeu Fabra (UPF) y la Autònoma de Barcelona (UAB), la única que se incorporará a partir del curso que viene.
Castellà ha insistido en que se trata de una reducción de "puertas de entrada a la universidad" --no de titulaciones--, ya que actualmente hay unas 470, como ya afirmó en la inauguración del nuevo curso académico el conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, quien abogó por simplificar la oferta de grados, pero permitir a los estudiantes especializarse en el sector en el que se gradúen.
El responsable catalán de Universidades no ha cuantificado el porcentaje de esta reducción y ha insistido en que se trata de un "trabajo conjunto entre universidades" que se llevará a cabo durante el curso actual, y en el que la Generalitat actuará como coordinadora.
También ha rechazado poner un calendario sobre la mesa y ha avanzado que será un "proceso dinámico sin cambios drásticos".
En todo caso, ha manifestado que el nuevo grado de Filosofía, Política y Economía, que será una titulación transversal que se cursará cada año en una universidad distinta de la llamada 'Alianza 4 Universidades', es un buen ejemplo de el planteamiento de modificar la "arquitectura de grados", que es uno de los retos del sistema universitario catalán, junto con la internacionalización y la transferencia de conocimiento.
Castellà ha sostenido que es incoherente que en el ámbito de la investigación haya transversalidad de conocimientos y que en el universitario se exija la especialización del estudiante desde que entra a los 18 años a la facultad: "Lo lógico es que haya 470 salidas y no entradas", ha considerado.