Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vacuna contra el VPH reduce en más de un 90% el riesgo de verrugas genitales en mujeres con alto riesgo

La vacunación frente al virus del papiloma humano (VPH) presenta una efectividad de más de un 90 por ciento en la reducción del riesgo de desarrollar verrugas genitales (VG) entre el grupo de mujeres de 16 y 40 años con alto riesgo de desarrollar estas lesiones, según ha mostrado un estudio poblacional llevado a cabo entre 19.199 mujeres de entre 16-40 años de la República Checa, de las que 1.086 habían recibido la vacuna del VPH.
Asimismo, según este estudio, presentado con motivo de la celebración, el próximo 14 de febrero, del Día Mundial contra las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), un año después de la vacunación, la incidencia de VG era del uno por ciento entre aquellas mujeres vacunadas y del 10,9 por ciento entre las mujeres que no se vacunaban.
Se calcula que el 90 por ciento de las verrugas genitales, que las pueden desarrollar tanto hombres como mujeres, se deben a los tipos 6 y 11 de VPH. Quienes las padecen sufren consecuencias físicas, como dolor y picor, y psicológicas, provocando vergüenza o problemas psicosexuales.
En este sentido, la infección por el VPH es una de las ITS más comunes, y las verrugas genitales una de las lesiones más habituales que provoca dicha infección. Incluso, son más frecuentes en personas que han tenido más de 10 compañeros sexuales o en personas cuyas parejas han tenido un episodio de VG.
Por otra parte, otro estudio realizado recientemente en Bélgica para evaluar el impacto a corto plazo de la vacuna frente al VPH, también ha demostrado una importante reducción de VG tras la vacunación. Concretamente, el trabajo ha mostrado una disminución de la incidencia de VG en un 72 por ciento en mujeres de 16 a 22 años, grupo poblacional en el que se registran coberturas vacunales del 43 por ciento.