Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de medio centenar de personas rechaza en Valladolid el Toro de la Vega y su consideración como "cultura o tradición"

Más de medio centenar de personas ha mostrado este martes su rechazo a la celebración del Toro de la Vega en la localidad vallisoletana de Tordesillas así como su consideración como "cultura o tradición".
Preparados con carteles con fotos del festejo o con velas que, al final del acto, se han depositado en el centro de la plaza de Fuente Dorada de Valladolid, los asistentes han coreado gritos como 'Tordesillas no es arte ni cultura' y han mostrado su repulsa hacia esta cita, celebrada esta misma mañana en Tordesillas.
Así, el megáfono ha ido pasando por manos de distintos asistentes que han trasladado su rechazo a esta cita y a cualquier consideración como tradición y han ahondado en el sufrimiento del toro en un escenario de soledad y de impunidad por parte de los lanceros.
Con el objetivo de rendir homenaje a Vulcano, el toro lanceado hoy en Tordesillas, así como a todos sus "hermanos" muertos en las consecutivas citas de esta fiesta, el primer interviniente ha destacado su "inocencia e indefensión" así como la imposibilidad de que una sociedad del siglo XXI permanezca "impasible" ante hechos "tan graves".
"Les debemos el compromiso de seguir luchando por sus derechos", ha señalado antes de aseverar que la razón está de su parte y antes de que uno de los responsables del partido Pacma en Valladolid se haya referido al Toro de la Vega como "una de las aberraciones más grandes".
La formación política ya le ha hecho llegar hoy sendas cartas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, para tratar de "poner fin" a esta cita, en la que hoy han tomado parte 150 personas vinculadas al movimiento 'Okupa Tordesillas' y que ha contado en el acto con uno de sus representantes.
En su alocución a los asistentes y entre gritos de "héroes", el joven ha narrado cómo se han tenido que enfrentar a personas con "palos, piedras y sin cultura" por mostrarse contrarios a un acto "inhumano" y sin buscar la provocación o el insulto.
"Sólo queríamos reivindicar la vida de un ser inocente", ha recalcado antes de trasladar su deseo de que el año que viene sean más de 150 las personas que se desplacen para protestar contra esta fiesta con el fin de "parar la barbarie".