Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varios miles de personas marchan en Madrid por Carlos Palomino

Varios miles de personas participaron hoy en una manifestación en memoria de Carlos Palomino, el joven que murió apuñalado en Madrid el 11 de noviembre de 2007 cuando acudía en metro a reventar un acto convocado por el partido Democracia Nacional contra la inmigración.
El lunes comienza en la Audiencia Provincial de Madrid la vista oral por su muerte, que fue grabada por las cámaras de seguridad del metro, que recogieron la imagen del agresor, el soldado Josué de la H..
Bajo el lema 'Carlos, ni olvido ni perdón', la marcha arrancó sobre las seis de la tarde en la plaza Elíptica, recorrió Marcelo Usera y concluyó en la boca de metro de Legazpi, convertida en un altar 24 horas antes por amigos y familiares durante un homenaje.
Una pancarta en la que se podía leer 'Sin justicia no habrá paz. ¡Carlos vive! ¡Josué asesino!', encabezó la manifestación. Tras ella iba la madre de Palomino, María Victoria Muñoz, que vestía una camiseta negra, al igual que muchos manifestantes, con las palabras impresas 'Carlos, ni olvido ni perdono'.
Pocos metros más atrás otra pancarta rezaba "Por ti, por mi, por Carlos". También se vieron carteles con lemas como "PSOE cómplice" o "Aznar fascista, crió fascistas".
En el transcurso de la marcha, en la que no hubo incidentes y sí un fuerte dispositivo de la policía, los eslóganes más coreados fueron "Carlos, hermano, nosotros no olvidamos", "Josué asesino", "Madrid será la tumba del fascismo" y "Vosotros, fascistas, sois los terroristas".
Los organizadores impidieron a las cámaras de televisión grabar a los manifestantes, sólo dejaron tomar imágenes de la cabecera.
La madre de Palomino, en declaraciones a los periodistas, recalcó que espera un juicio "realmente justo", "una sentencia que sea contundente, ejemplarizante" y que el procesado "cumpla toda la condena".
"Estamos en contra del fascismo y de las indulgencias que este tipo de personajes" -en alusión a Josué- "están recibiendo", opinó.
Y añadió: "Hemos pedido 37 años" para él, "pero la decisión es de los jueces y tengo que respetarla".
"Carlos siempre estará muy presente y será un miembro más de los caídos ante el fascismo. Vamos a intentar que sea reconocido como víctima del fascismo", dijo.
Hizo hincapié en que será "imposible" perdonar al "asesino" de su hijo: "Lo siento mucho, pero no lo perdono. Que lo perdone el que está arriba si lo tiene que perdonar, yo no", insistió.