Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secretario de Estado del Vaticano viajará este año a España por el 50 aniversario de la Conferencia Episcopal

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, viajará previsiblemente a España en el último trimestre de este año para asistir a un congreso organizado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) con motivo de su 50 aniversario.
La presencia de Parolin está prevista en unas jornadas internacionales que organizará la CEE en colaboración con la Fundación Pablo VI y en las que se abordará la figura de Pablo VI y su relación con España.
Este congreso seguirá a otro que se celebrará en la primera quincena de junio en colaboración con la Universidad Pontificia de Salamanca y que estará centrado en las conferencias episcopales. Ambos actos se enmarcan en las celebraciones por los 50 años de la CEE.
Con este motivo, la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) también está preparando la publicación de dos tomos con los documentos de la Conferencia Episcopal Española de los últimos 15 años (2000-2015). Asimismo, la Conferencia Episcopal ha diseñado un logo conmemorativo que será el 'sello' de la CEE durante 2016.
Las conferencias episcopales nacieron del Concilio Vaticano II que se clausuró el 8 de diciembre de 1966. Concretamente, la española se constituyó oficialmente el 1 de marzo de 1966 a las 12,25 horas.
Dos meses después, el 26 de febrero de 1966, comenzó la primera Asamblea Plenaria, que se prolongó hasta el 4 de marzo. En aquella ocasión, se celebró en la Casa de Ejercicios del Pinar de Chamartín de la Rosa, en Madrid, y ejerció la función de presidente el cardenal Enrique Plá y Deniel, como arzobispo de Toledo y Primado de España.
Durante esta primera asamblea, los obispos españoles aprobaron los primeros estatutos de la CEE, ratificados por Pablo VI ese mismo año y se eligió al primer presidente, el entonces arzobispo de Santiago, el cardenal Fernando Quiroga Palacios.