Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vaticano pide a autoridades e investigadores que no abandonen a las personas que sufren enfermedades raras

El Vaticano ha pedido a las autoridades que no abandonen a las personas que sufren enfermedades raras y que lleven a cabo acciones de investigación y cura, con motivo de la IX Jornada Mundial de las Enfermedades Raras que se celebra este lunes 29 de febrero.
Así lo reclama el presidente del Consejo Pontificio para los Agentes Sanitarios del Vaticano, el arzobispo Zygmunt Zimowski, en un mensaje titulado 'En el centro la voz del paciente. Uníos a nosotros para que se escuche la voz de las enfermedades raras'.
"Que no se abandonen y aíslen a aquellos que, aunque sufran enfermedades cuya incidencia es mínima o rara desde el punto de vista numérico, no pueden dejarnos indiferentes. Su condición no puede dejar de encontrar un eco en nuestros corazones y repercutir en acciones oportunas de investigación y cura", subraya.
Concretamente, el Vaticano apuesta por sensibilizar a las autoridades competentes, a los agentes sanitarios, a los investigadores y a la industria farmacéutica con el fin de "romper ese muro de silencio o de exclusión que en muchos casos hace correr el peligro de ocultar un problema que, sin embargo, atañe a toda la sociedad".
En este compromiso, según precisa Zimowski, también se siente involucrada la Iglesia. Por ello, invitan a la "solidaridad" y a la atención de estas enfermedades a través de acciones pastorales.
Esa atención eclesial se manifestará concretamente en la próxima Conferencia Internacional organizada por el Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, que tendrá lugar en el Vaticano del 10 al 12 de noviembre de 2016, casi al final del Jubileo extraordinario de la Misericordia.