Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vaticano propone a los budistas "aunar fuerzas" para promover la fraternidad en medio de "sociedades divididas"

El Vaticano ha enviado un mensaje a la comunidad budista con motivo de la festividad de Vesakh (Día de Buda) en el que proponen a los seguidores de esta tradición religiosa "aunar fuerzas" para promover juntos la fraternidad en medio de unas "sociedades divididas".
"Aunemos nuestras fuerzas para educar a las personas, especialmente los jóvenes, a buscar la fraternidad, a vivir en fraternidad y a tener el coraje para construir la fraternidad", señalan el cardenal Jean-Louis Tauran y el padre Miguel Angel Ayuso Guixot, presidente y secretario, respectivamente, del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.
En el mensaje, titulado 'Budistas y cristianos: promovamos juntos el crecimiento de la fraternidad', señalan que el budismo "inspira la convicción de que las relaciones amistosas, el diálogo, el intercambio de regalos, y el intercambio armonioso y respetuoso de puntos de vista conducen a una actitud de bondad y de amor, que a su vez genera relaciones auténticas y fraternas".
Asimismo, destacan de los budistas su convencimiento de que "las raíces de todos los males sean la ignorancia y la incomprensión que nacen de la codicia y del odio y que, a su vez, destruyen los lazos de hermandad".
Según señalan, los budistas y los cristianos viven en un mundo "demasiado a menudo desgarrado por la opresión, el egoísmo, el tribalismo, la rivalidad étnica, la violencia y el fundamentalismo religioso", un mundo donde "se trata al otro como a un ser inferior, una no-persona o alguien a quien temer y, si es posible, eliminar".
Por ello, apuntan que unos y otros están llamados "desde sus diferentes creencias" a "ser francos en la denuncia de todos los males sociales que perjudican a la fraternidad; a ser cuidadores que ayudan a otros a crecer en la generosidad desinteresada y a ser reconciliadores que derriban los muros de división y promueven en la sociedad una verdadera fraternidad".
En este sentido, apuntan que conseguir un mundo más justo, pacífico y fraternal "depende del reconocimiento de valores universales" y, por ello, desean que el diálogo interreligioso, "reconociendo los principios fundamentales de la ética universal, contribuya a promover un sentido renovado y profundo de la unidad y la fraternidad".
"Cada uno de nosotros está llamado a ser un artesano de la paz, uniendo y no dividiendo, apagando el odio y no conservándolo, abriendo canales de diálogo y no alzando nuevos muros. Dialogar, encontrarnos para instaurar en el mundo la cultura del diálogo la cultura del encuentro", subrayan.
Vesakh es la principal festividad budista que recuerda los tres momentos fundamentales de la vida de Gautama Buda. Según la tradición, el Buda histórico nació, obtuvo la iluminación y desapareció alcanzando el Nirvana durante la luna llena del mes de mayo. Es, por lo tanto, una festividad móvil según los diferentes países.
En estos días los seguidores del budismo decoran sus hogares con flores y los perfuman con incienso, visitan los templos locales, escuchan las enseñanzas de los monjes y les ofrecen dones.