Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vaticano revisará la constitución de los Legionarios de Cristo

La investigación sobre los Legionarios de Cristo realizada por los casos que vinculaba a su fundador con abusos a menores concluyó este sábado. El Vaticano determinó que el padre Marcial Maciel, incurrió en"gravísimos y objetivamente inmorales comportamientos" y anunció que creará una comisión para revisar la constitución de la Congregación.
La investigación concluyó que Maciel, acusado de abusos sexuales a menores seminaristas y de mantener relaciones con dos mujeres con las que tuvo tres hijos, ha causado "serias consecuencias en la vida y la estructura de la Legión", por lo que abogaron por una "profunda revisión".
 "Esa vida estaba en la oscuridad para gran parte de los legionarios, sobre todo en razón del sistema de relaciones del padre Maciel, que hábilmente supo crearse coartadas, generar confianza, confidencia y silencio de los circundantes y reforzar el propio rol de fundador carismático", explicaron los visitadores.
Así quedó reflejado en el comunicado que este mediodía ha hecho público el Vaticano, tras la reunión que mantuvieron ayer el Papa Benedicto XVI y el cardenal Tarcisio Bertone con los cincos obispos que durante ocho meses han realizado indagaciones sobre la congregación fundada por el mexicano.
Los visitadores explicaron la necesidad de "redefinir el carisma de la Congregación" y "de revisar el ejercicio de la autoridad", así como de "preservar el entusiasmo de la fe de los jóvenes".
Para ello, la Iglesia mostró su "firme voluntad de acompañarlos y ayudarlos en el camino de la purificación", lo que, a su juicio, implica "una confrontación sincera con cuantos, dentro y fuera de la Legión, han sido víctimas de abusos sexuales y del poder creado por el fundador".
Así, el comunicado presentó las primeras medidas del Pontífice, quien próximamente enviará a un delegado pontificio y creará una comisión para revisar las constituciones de la Congregación.
El Santo Padre mostró su agradecimiento a los obispos que realizaron la investigación y a todos aquellos que "han tenido el coraje y la constancia de exigir la verdad", al tiempo que renovó "su aliento" a todos los Legionarios de Cristo.