Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vecinos y familia de Pajares en La Iglesuela (Toledo) piden al alcalde que le dedique "una plaza" en su nombre

Familiares del sacerdote español Miguel Pajares fallecido este martes a consecuencia del virus del ébola y vecinos de La Iglesuela, su localidad natal, han expresado este miércoles su sentimiento de "tristeza y dolor", al tiempo que han pedido al Ayuntamiento que le dedique "una calle o una plaza" por su labor humanitaria.
En declaraciones a Europa Press, dos de sus primos que residen en esta localidad toledana y no habían podido acudir al funeral que se ha celebrado esta mañana en Madrid han señalado que La Iglesuela debería de tener un gesto hacia el religioso en agradecimiento a su "dedicación" y "generosidad" hacia los más desfavorecidos.
En este sentido, han destacado que Pajares "siempre" había dedicado su vida "a los más pobres" y han recordado de él su "sonrisa" y las "buenas palabras" que tenía hacia los demás. Asimismo, otra prima del sacerdote ha ensalzado su labor humanitaria y ha apuntado que, una vez ocurrida esta "triste noticia", sólo se le puede recordar por sus buenas acciones.
El Ayuntamiento de La Iglesuela ha decretado tres días de luto en la localidad y las banderas del Consistorio ondearán a media asta, hasta entonces cuando en la Iglesia de la localidad se celebrará una misa en su honor.