Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Veinte detenidos en una batalla campal entre la policía y jóvenes en Lloret de Mar

Lloret de Mar ha vivido una nueva noche de altercados entre jóvenes turistas y la policía. Centenares de personas se han enfrentado a los agentes a las puertas de una discoteca, según han informado fuentes de los Mossos d'Esquadra. Hay una veintena de detenidos.
Todo ha empezado cuando la policía catalana ha impedido entrar a más clientes en una de las discotecas de moda, en la avenida Just Marlés, porque no funcionaba el aire acondicionado, y ha hecho después un pasillo para permitir salir a la gente.
Entonces varios centenares de turistas que querían entrar en el local la han emprendido contra los Mossos y han acabado enfrentándose con ellos, sobre las dos de la madrugada. Veinte jóvenes turistas, de entre 17 y 30 años, todos extranjeros.
Han sido detenidas una veintena de personas por protagonizar desórdenes. En la zona de ocio se han quemado varios contenedores y alfunos coches de policía han resultado dañados. Los jóvenes han destrozado mobiliario urbano.
Tras varias lipotimias, la policía catalana ha optado por impedir que entrara más público y eso ha congregado a muchos jóvenes en la puerta. En el lugar estaban decenas de agentes de la Brigada Móvil (Brimo) y el Área de Recursos Operativos (Arro) de los Mossos, además de los de seguridad ciudadana y la Policía Local.
El lunes ya se registraron incidentes entre más de 400 jóvenes turistas franceses e italianos que se enfrentaron a la policía. EBP