ARGENTINA-TRANSPORTE

Viajar en autobuses urbanos, un ejercicio de alto riesgo para los argentinos

Viajar en autobuses urbanos en Buenos Aires y su periferia se convierte a diario en un ejercicio de alto riesgo para los usuarios, como demuestra el accidente ocurrido hace dos días, que dejó un saldo de cuatro muertos y 41 heridos, y los datos reveladores de un informe de la Defensoría del Pueblo de la capital.
El accidente ocurrido el pasado día 2 en el centro de Lomas del Mirador, una populosa zona del cinturón de Buenos Aires, ha disparado las alarmas sobre la situación de los colectivos (autobuses urbanos) y los hábitos de los conductores. EFE/Archivo

El accidente ocurrido el pasado día 2 en el centro de Lomas del Mirador, una populosa zona del cinturón de Buenos Aires, ha disparado las alarmas sobre la situación de los colectivos (autobuses urbanos) y los hábitos de los conductores.

Las cifras de accidentes en los que se ven involucrados vehículos de transporte público son escalofriantes.

Según un informe de la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires, sólo en la capital y sus alrededores mueren al año más de un centenar de personas y 10.000 resultan heridas de distinta consideración en accidentes de colectivos.

Los autobuses están involucrados en dos de cada diez accidentes de tráfico de la ciudad.

La antigüedad -muchas de las unidades tienen más de 15 años- y la falta de mantenimiento son factores determinantes para el deterioro de los frenos, el ruido, la emisión de gases contaminantes y el derrame de combustible en el pavimento, apunta el estudio.

La impericia y el cansancio de los conductores, que suelen exceder con creces los límites de velocidad, incluso dentro del perímetro urbano, terminan de dibujar las deficiencias del sistema de transporte automotor de una ciudad con tres millones de habitantes que se elevan a 12 millones si se tiene en cuenta el área conurbana.

En Buenos Aires, que presume de ser la capital más cosmopolita del Cono Sur, los porteños viajan hacinados en los viejos colectivos y se convierten en improvisados equilibristas para no caer al suelo en cada frenazo y evitar ser arrollados cuando se bajan de los autobuses, que suelen arrancar antes de que termine de apearse el pasaje en cada parada.

Según estimaciones oficiales, en la ciudad de Buenos Aires y el área circundante -conocida como Gran Buenos Aires-, los colectivos transportan 18 millones de pasajeros diarios.

Sus conductores caen en los mismos errores que los particulares: superan los límites de velocidad, se "pican" con otros automovilistas, violan señales de tránsito y semáforos, paran en doble y triple fila y, más de uno, ha sido sancionado por manejar ebrio.

El cuadro de Buenos Aires se repite en el resto del país.

El pasado día 25, cinco personas -entre ellas un niño de un año- murieron en un choque entre un colectivo y un camión en la provincia de Santa Fe; unos días antes, tres personas habían fallecido en un accidente entre un autobús y un particular en el centro del país y a mediados de mes ocho resultaron heridas cuando un tren arrolló a un autobús en la periferia de Buenos Aires.

Denunciar no es sencillo para los viajeros porque el transporte en las grandes urbes argentinas no es estatal sino que está repartido entre distintas empresas privadas y los conductores están amparados por el sindicato de la Unión de Tranviarios Automotor, muy ligado a la poderosa Central General de Trabajadores que lidera el peronista Hugo Moyano.

Las empresas privadas que gestionan el transporte público urbano reciben unos 700 millones de dólares de subvención, supuestamente destinados al mantenimiento de los vehículos, pagan más barato el gasóleo, tienen coberturas especiales de seguros y están eximidos del pago de multas.

No obstante, sólo en enero, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires recibió 255 reclamaciones por humo y ruido en los colectivos.

El caso de un pasajero recientemente indemnizado con 14.000 pesos (unos 4.600 dólares) por una lesión en la espalda sufrida tras un frenazo brusco en un colectivo en 2004 puede animar a otros a denunciar.

Déjanos tu opinión

Publicidad

Informativos a la carta

Informativostelecinco.com

"Si estás leyendo esto, he muerto"

Andrew Barclay sabía que podría haber compartido más brindis con su esposa y haber visto crecer a sus dos nietas, de dos y cuatro años, pero la esclerosis múltiple le privó de la vida que una vez llevó, y no estaba dispuesto a soportar el dolor total y la parálisis. Por eso decidió poner fin a su vida en Suiza, donde el suicidio asistido es legal.

Los Bublé, felices

El hijo mayor de Michael Bublé supera la primera fase del tratamiento

¿Es tu barriga?

¿Sabes qué tipo de barriga tienes? Aprende a controlarla.

Agredida por un “arrebato de celos”

El hombre detenido tras haber sido grabado por una cámara agrediendo a su pareja en un portal de la localidad alicantina de San Juan ha asegurado en el juicio que fue un "arrebato de celos" porque la vio con otro chico.

Contra Iglesias

Más de mil firmas contra el sistema de votación diseñado por Iglesias

Fin al roaming

Se acabó el roaming en la Unión Europea a partir del próximo mes de junio.

Publicidad
Publicidad

Nuevos formatos en mtmad.es

¡Descubre mtmad, el nuevo canal de vídeos sólo para Internet de Mitele!

mtmad.es selecciona el talento que ya triunfa en Internet, crea nuevos influencers y se atreve con una vuelta de tuerca a algunos de los protagonistas de nuestra tele. ¡Descúbrelo!

¡Escúchanos!

Todos los programas de la radio online de Mediaset están en Radioset.es

Universo Iker, MorninGlory, Partido a partido... ¡En directo y en podacast!

'GH' en tus manos

¡Vive el reality con contenidos inéditos!

'La Voz' en tu móvil y tablet

¡Disfruta con contenidos inéditos!

La APP de Mediaset Sport

El deporte, en tu tablet o smartphone.

Descárgate la app de mitele

Series, programas, deporte, en directo...

La app de MotoGP

Carreras, clasificaciones, pilotos...

mostrar

Publicidad