Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vicente Ferrer, una vida dedicada a los más pobres

Vicente Ferrer, en imagen de archivo. Foto: www.fundacionvicenteferrer.orgtelecinco.es
Vicente Ferrer nace en Barcelona el 9 de abril de 1920. Durante su juventud, entra a formar parte de la Compañía de Jesús con la ilusión de cumplir su mayor deseo y vocación: ayudar a los demás. 
En 1952, llega a Mumbai como misionero jesuita para completar su formación espiritual, y allí mantiene su primer contacto con la India. A partir de ese momento, dedicará el resto de su vida a trabajar para erradicar el sufrimiento de los más pobres de ese país.
Lamentablemente, su labor genera suspicacias entre los sectores dirigentes, que ven en él una amenaza a sus intereses y consiguen una orden para expulsarle del país. Ante este hecho, más de 30.000 campesinos, secundados por intelectuales, políticos y líderes religiosos, se movilizan en una marcha de 250km para protestar por la orden de expulsión.
En una entrevista con Vicente, la entonces primera ministra Indira Gandhi reconoce su gran labor, comprometiéndose a buscar una solución y enviando este telegrama: "El padre Vicente Ferrer se irá al extranjero para unas cortas vacaciones y será bien recibido otra vez en la India."
En 1968, Vicente sale del país y regresa a España. En 1969, vuelve a la India y se instala en Anantapur (Andhra Pradesh), uno de los distritos más pobres del país, para continuar su lucha por los más desfavorecidos. Ese mismo año deja la Compañía de Jesús y crea, junto a quien será su futura esposa unos meses más tarde -Anne Perry- la Fundación Vicente Ferrer. Desde entonces, trabajan codo a codo para construir una sociedad más justa y humanitaria. 
Durante la década de 1970 continuaba siendo presionado por las autoridades, pero el proyecto ya estaba en marcha y el incansable humanista creó una red solidaria que obró el milagro en Anantapur.
Reconocimientos a su Fundación
Entidades e instituciones de reconocido prestigio han distinguido la labor llevada a cabo por Vicente y Ana Ferrer desde la Fundación. Éste es un resumen de los reconocimientos recibidos. 
 
  • Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, en 1998.
  • Español Universal, en 1998.
  • Miembro de la Comisión de Erradicación de la Pobreza, del Gobierno de Andhra Pradesh, en 2000.
  • Creu de Sant Jordi, de la Generalitat de Catalunya, en 2000.
  • Medalla de Oro de la Ciudad, del Ayuntamiento de Barcelona, en 2000.
  • Premio Derechos Humanos del Consejo General de la Abogacía Española, en 2000.
  • Premio Convivencia Ciudad Autónoma de Ceuta, en 2000.
  • Doctor Honoris Causa, por la Universidad Politécnica de Valencia en 2000 y la Universidad de Huelva en 2001.
  • Personaje destacado de la historia del siglo XX por la UNESCO, en 2001.
  • Premio al Espíritu Olímpico, del Comité Olímpico Español, en 2002.
  • Gran Cruz de la Orden Civil de la Solidaridad, del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España, en 2002.
  • Premio Quijote Universal, en 2007.
  • Gran Cruz del Mérito Civil, otorgada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en 2009.
  • Premio "Català de l'any 2008", en 2009.