Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Víctimas intervienen este jueves en el pleno de Santiago, que abordará un texto del BNG para exigir el 'ERTMS'

Adif adjudicó la instalación de este sistema en julio de 2015 y en enero de 2016 Siemens dijo que empezaban las obras
Una representación de la plataforma de víctimas del accidente del Alvia ocurrido en el barrio compostelano de Angrois en julio de 2013 intervendrá este jueves en el pleno del Ayuntamiento de Santiago.
Lo hará coincidiendo con el debate de una iniciativa del BNG sobre la activación del sistema de control de la velocidad 'ERTMS', y tras la invitación expresa de los nacionalistas.
Después de esto, la asociación ha cursado una petición de intervención que fue registrada el martes a nombre de uno de sus portavoces, Arturo Domínguez, cuyo hermano --el presidente de la plataforma, Jesús--, sus sobrinas y su cuñada viajaban en el tren.
Le acompañará Esperanza Fernández, cuyo padre y cuñada fallecieron en el siniestro del convoy, en el que también iba su hermano.
Fuentes del grupo del Bloque han explicado a Europa Press que aunque deberá ser la junta de gobierno --el propio jueves-- la que decida, lo habitual es que todas las solicitudes de intervención sean aceptadas, y que se desarrollen al comienzo del pleno --esto es un acuerdo tácito--, previsto para las 16,30 horas.
CUATRO AÑOS DESPUÉS
La proposición de los nacionalistas busca exigir la activación del 'ERTMS' y critica que cuatro años después del descarrilamiento en la curva de A Grandeira este sistema "no está operativo".
Y es precisamente la retirada del 'ERTMS' de los últimos kilómetros de la línea Ourense-Santiago --justo antes de la estación de la capital gallega, donde hay una curva que obliga a reducir la velocidad de unos 200 a 80 kilómetros por hora-- la que motiva la imputación al exdirector de seguridad en la circulación de Adif.
Este alto cargo está investigado en la causa judicial por la tragedia ya que, según considera el juez y ha ratificado la Audiencia Provincial, la evaluación de riesgos preceptiva presenta deficiencias, al no haberse actualizado al producirse el mencionado cambio de proyecto (en el original, el 'ERTMS' sí abarcaba la totalidad del trayecto).
En julio de 2015, dos años después del siniestro, Adif adjudicó al consorcio formado por Alstom, Siemens y CAF, por 63,2 millones de euros, el contrato de instalación de este sistema de seguridad y protección en el Eje Atlántico, entre A Coruña y Vigo, así como en la curva de A Grandeira, en Angrois.
En enero de 2016, la compañía Siemens informó de que empezaban las obras de instalación del sistema tanto en el Eje Atlántico, como en el entorno de la estación de la capital santiaguesa.