Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera noche en prisión para el dueño de Vitaldent

Ernesto Colman, el dueño del imperio Vitaldent, ha pasado su primera noche en el calabozo junto a los otros 12 detenidos en la operación Topolino, todos cargos directivos de la empresa. Hasta bien entrada la noche, el empresario ha presenciado los registros que se han llevado a cabo durante toda la jornada en domicilios y oficinas de la empresa. La policía le investiga por delitos de estafa, fraude y blanqueo de capitales. Se calcula que podría haber defraudado, al menos, 10 millones de euros. Su entramado empresarial llevaba en el punto de mira unos dos años, pero su detención se ha precipitado porque los investigadores sospechaban que iba a dejar el negocio y a fugarse con el dinero. Un patrimonio que podría superar los 600 millones de euros.