Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

WWF reclama un acuerdo entre España y Marruecos para luchar contra la contaminación por hidrocarburos

La organización WWF ha reclamado a España y a Marruecos que lleguen a un acuerdo de colaboración para luchar contra la contaminación por hidrocarburos que establezca un mecanismo de intervención rápida y cuente con los medios adecuados en caso de accidente.
La petición se produce después del accidente del barco petrolero Silver Laayoune, cerca del puerto de Tan Tan (Marruecos) el 23 de diciembre, que para WWF pone en evidencia la falta de medios humanos y materiales en el país vecino para afrontar una gran catástrofe por contaminación a causa de hidrocarburos.
Además, recuerda que el lugar del accidente es un área de gran densidad de tráfico petrolero y en el que se están desarrollando planes de exploración y explotación de hidrocarburos.
Así, subraya que la ausencia de planes de contingencia en caso de accidente supone un elevado riesgo con graves consecuencias ambientales y socioeconómicas.
El petrolero Silver Laayoune encalló a pocos metros de Tan Tan, a poco más de 200 kilómetros de las costas de Canarias, con un cargamento de 5.000 toneladas de fuel industrial. Por ello, WWF asegura que ha seguido con ha seguido con preocupación la evolución de los acontecimientos por la posibilidad de un desastre ambiental.
Pese a que finalmente toda la carga pudo ser extraída del buque aún en malas condiciones meteorológicas, este episodio pone de relieve la carencia de medios humanos y materiales de Marruecos para afrontar un accidente de gran envergadura y la falta de previsión que ha supuesto una intervención tardía sobre el barco siniestrado.
Asimismo, critica la "gran lentitud" de las autoridades marroquíes en los primeros momentos y asegura que hasta que el accidente no saltó a los medios de comunicación, no comenzaron a tomarse medidas.
Finalmente, inciden en los cambios de estrategia, las decisiones contrapuestas para la retirada del fuel, la falta de recursos materiales y la tardanza en aceptar la ayuda ofrecida como signos claros de una carencia absoluta de previsión.
WWF alerta de que se están incrementado las probabilidades de un siniestro petrolero en la zona que tendría graves consecuencias ambientales y socioeconómicas y que podría llegar a afectar las costas de Canarias y reitera su oposición a los planes de desarrollo petrolero en la región por su importancia ambiental y, en especial, por la vulnerabilidad de Canarias.