Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

WWF avisa de la "alarmante situación" de la dehesa y el olivar de montaña y de que se perderán 4 millones de hectáreas

La organización conservacionista WWF ha denunciado la "alarmante situación" que sufren la dehesa y el olivar de montaña y ha advertido de que "si no se actúa de forma inminente, se perderán cuatro millones de hectáreas, el equivalente a la superficie de Extremadura".
Según informa WWF en un comunicado, esto afectaría "gravemente" a la economía de muchas zonas rurales, que ofrecen productos como el jamón ibérico y el corcho, así como a "unos ecosistemas de gran valor natural que albergan especies tan emblemáticas como el águila imperial, el buitre negro o el lince ibérico".
A su juicio, es "posible y urgente" un cambio en la gestión de las dehesas y los olivares de montaña, para lo que reclama a las administraciones públicas "un marco normativo e institucional adecuado, que reconozca los servicios ambientales de ambos sistemas de alto valor natural".
El proyecto 'Sistemas de Alto Valor Natural: una oportunidad para el desarrollo sostenible del medio rural', financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), muestra que la dehesa bien gestionada podría ser un ejemplo modélico de alianza entre agricultura y medio ambiente, según la organización.
WWF ha puesto en valor la publicación de su documento 'Dehesas para el futuro: recomendaciones de WWF para una gestión integral', en el que se describe el problema y ofrece recomendaciones concretas de gestión integral de las explotaciones, para ordenar los usos y aprovechamientos y hacerlos compatibles con la renovación del arbolado y la conservación de la biodiversidad.
El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, ha declarado que la organización "lleva años pidiendo a las administraciones un justo reparto de las ayudas públicas que fomenten la competitividad de estas explotaciones, a la vez que se preservan sus valores naturales, y que estén basadas en el principio de dinero público para bienes públicos".
"Además, como consumidores, tenemos un gran potencial para conservar los sistemas de alto valor natural, priorizando en nuestra lista de la compra productos que procedan de estos sistemas", ha defendido Del Olmo.