Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

WWF se opone a la aprobación estatal de un proyecto de Gas Natural en Doñana

El colectivo conservacionista WWF se ha mostrado en contra de la aprobación por parte del Gobierno en funciones de la autorización administrativa del proyecto 'Marismas Occidental' para el proyecto de almacenamiento de gas en el espacio de Doñana promovido por la empresa Gas Natural.
La organización, en su boletín InfoDoñana, consultado por Europa Press, sostiene que este tipo de actividad es "totalmente incompatible" con el objetivo fundamental de las áreas protegidas de la Comarca de Doñana, el de la conservación de los ecosistemas y valores naturales, ya se sitúen los almacenamientos en el interior o en las inmediaciones de las mismas, puesto que pueden poner en peligro la estabilidad del acuífero Almonte-Marismas, al tiempo que riesgos como el sísmico "no han sido estudiados adecuadamente".
Además, WWF considera que el proyecto de almacenamiento de gas fue dividido a propósito en cuatro partes para no tener que evaluar sus impactos acumulativos sobre Doñana, "algo que va en contra de la normativa europea de protección de la naturaleza", lo cual es "motivo más que suficiente" para haberle denegado la Autorización Ambiental Unificada (AAU) por parte de la Junta de Andalucía o el permiso administrativo por el Estado.
Recuerda el colectivo que la Comisión Permanente del Consejo de Participación votó en marzo de 2015 una resolución a favor de una propuesta de WWF por la cual se recomendaba al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente revisar las Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) de todos los proyectos de almacenamiento de gas en la comarca de Doñana, a fin de evaluar los impactos acumulativos y sinérgicos de los mismos, así como los riesgos sísmicos.
"Esta resolución ha sido completamente ignorada por el Gobierno en funciones", ha criticado la organización, recordando que en dicha sesión de la Comisión Permanente el por entonces director de la Estación Biológica de Doñana, Juan José Negro, recordó a los presentes que "el objetivo del gas es ser quemado, lo que genera una aportación negativa al cambio climático. Por ello, WWF se ha preguntado "si se puede entender que Doñana sirva como almacén de gas que irá en contra de su propia conservación"
Esta noticia, inciden los ecologistas, coincide con el aniversario de la entrega por parte de WWF de más de 11.000 firmas en el Palacio de San Telmo dirigidas a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, contra los planes de Gas Natural-Fenosa de convertir el subsuelo de Doñana en un almacén de gas en marzo de 2015.
Para WWF, "si los planes de Gas Natural-Fenosa siguen adelante uno de los espacios protegidos más sensibles de Europa se convertiría de forma permanente en una instalación industrial".