Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wert asegura que no habrá menos becados Erasmus y pide consenso para la reforma universitaria

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha asegurado este domingo que en el próximo curso habrá el mismo número de becados por el programa Erasmus. Además, se ha referido a su próximo reto, una reforma universitaria para la que pide "una reflexión sincera y no demagógica sobre cómo hay que financiar" el sistema en lo referentes a tasas, préstamos y becas "para que nadie deje de estudiar y a la vez los centros puedan financiarse".
En una entrevista al programa 'El Objetivo' de laSexta, Wert ha señalado que el número de becados no disminuirá, aunque no ha aclarado si se respetará el montante de las ayudas. El sistema "ha cambiado radicalmente porque se ha entrado en el programa nuevo Erasmus+ en el que las cuantías viene determinadas en cantidades mínimas cerradas, que se pueden ampliar por la UE", ha dicho.
El ministro ha anunciado que el Gobierno trabaja con los rectores para hacer una reforma universitaria "en consenso con el sector". Wert ha defendido el incremento en las tasas de matriculación ya que, a su juicio, la educación universitaria "no forma parte de la obligatoria". Además, ha lamentado que "mientras en Europa se han congelado los presupuestos públicos y ha aumentado el gasto privado en educación", en España no ha ocurrido lo mismo.
Tras ser cuestionado por su mala valoración, ha reconocido haber cometido algunos errores a lo largo de estos dos años de legislatura y ha sostenido que "hay que intentar huir de esas situaciones en las que uno se hace más visible de lo necesario".
Wert ha defendido la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y ha asegurado que una de las primeras cosas que hizo antes de redactar el proyecto fue ponerse en contacto con la oposición para buscar un consenso.
CUESTIÓN DE ESTADO
"En esa comparecencia dije que no era mi propósito plantear una modificación integral de la normativa vigente sino reformar algunos aspectos para atacar de frente los problemas de la educación", ha asegurado Wert, que ha criticado que en 2004 el PSOE derogara "de un plumazo" la ley aprobada por el PP. "La educación es una cuestión de Estado y es deseable el consenso", ha opinado.
Para el ministro, la ley actual "dará mayor autonomía a los centros para superar las rigideces del sistema" y mejorará la educación al introducir evaluaciones externas y estandarizadas, reduciendo el abandono escolar.
También ha defendido las reválidas, cuyo propósito "no es que se quede fuera nadie" sino "saber cómo estamos pero no por la cantidad de conocimientos que hemos memorizado, sino por lo que somos capaces de hacer con lo aprendido".
IGUALDAD DE OPORTUNIDADES
Para el ministro, la igualdad de oportunidades "es un elemento esencial en el proceso educativo", por lo que ha prometido que los niños de familias menos pudientes que necesiten refuerzo "lo tendrán". No obstante, ha sostenido que el problema "no está en la cantidad de dinero que se invierte en educación sino en cómo se gasta".
En este sentido ha explicado que entre 2000 y 2012 España incrementó un 35% los recursos destinados a este ámbito y, sin embargo, "no ha habido un resultado del incremento de esa inversión" en las notas.
Wert ha argumentado que las diferencias de resultados en educación entre las comunidades autónomas "no se explican por el dinero que destinan a la educación sino por el estatus sociocultural en el que se desenvuelve el niño". "Que el conjunto del país tenga un resultado que está por debajo de la media de la OCDE indica que es necesario un cambio en las reglas del juego", ha apostillado.
18.000 PROFESORES MENOS
Respecto a los recortes en el sector, el ministro ha asegurado que España sigue teniendo un ratio de alumno-profesor y de aula más bajo que la media de la OCDE. Sí ha reconocido que ahora en España "hay unos pocos profesores menos" y, aunque admite "que hay discrepancia de cifras" al respecto, ha cifrado entre 12.000 y 18.000 los profesores menos.
"En esta situación no se trata de pedir imposibles sino de optimizar los recursos que hay", ha dicho el ministro, que cree que la solución está en "hacer el mejor uso posible de las tecnologías información y liberar de tareas a algunos profesores para que puedan dedicar más tiempo a estos refuerzos".
Tercero de una familia de ocho hijos, el ministro ha reconocido que disfrutó de una beca mientras estudiaba por ser familia numerosa. Ha señalado, además, que uno de los aspectos positivos de su gestión es que aumenta el presupuesto para becas, a pesar de reconocer que se han reducido las ayudas a los libros de texto.