Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wert afirma que el "diagnóstico" del informe Pisa es que el sistema educativo es "repetitivo y a veces aburrido"

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha asegurado que el "diagnóstico" del último informe Pisa es que el sistema educativo español es "excesivamente memorístico, repetitivo y a veces aburrido" para los alumnos.
Durante su intervención en el Pleno del Senado, Wert ha reiterado que los resultados de este informe lo que da cuenta es de la capacidad del estudiante "de pensar por si mismo" y no tiene "tanto que ver con conocimientos, sino hacer cosas prácticas con esos conocimientos".
"Refleja hasta qué punto un sistema enseña al estudiante por sí mismo a tener iniciativa personal, a desarrollar pensamiento crítico y a desarrollar competencias transversales que le han de servir en el futuro para el éxito", ha aseverado.
En este sentido, ha defendido la propuesta de la nueva LOMCE frente al sistema educativo actual. "El diagnóstico del informe es que el sistema es excesivamente memorístico, repetitivo y a veces aburrido para el alumno, además de que no hay capacidad de trasladar lo que se aprende para solucionar problemas de la vida diaria", ha respondido a la pregunta de la senadora popular Ana María González respecto a su valoración del informe.
Por otra parte, el ministro ha respondido a la senadora socialista Rut Martínez, para defender que la LOMCE promoverá una mayor autonomía de los centros educativos porque transfiere a las comunidades autónomas la gestión del 50% del horario lectivo frente al 45 o 35 por ciento del que disponían con la legislación anterior, lo que "redundará en una mejora de la calidad en la educación".
Martínez había señalado que el Gobierno "ha hecho trampas" con la reforma al decir que promovía dicha autonomía porque en la práctica, las comunidades autónomas deberán encajar las asignaturas que les corresponden en menos horas lectivas, dejando así ningún margen de actuación a los centros para desarrollar sus propios proyectos educativos.
"En este curso 2013-2014, el horario de referencia dejaba a disposición de los centros educativos diez horas semanales. Con su ley es imposible, no hay de dónde sacar horas para que los centros puedan desarrollar su protecto específico", ha denunciado Martínez.
Para el ministro, "no se puede argumentar que supone una reducción de autonomía" porque cada comunidad autónoma determinará con un margen mayor "qué parte de ese horario y ese tiempo mínimo que tiene que estar dedicado a materias troncales quiere dejar en manos de los centros o debe determinar la propia administración educativa".