Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Women's Link exige al Gobierno indemnizar a Ángela González, su perdón público y un centro para víctimas y sus hijos

La ONG Women's Link Worldwide exige al Gobierno español que cumpla con la condena del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), por no proteger a Ángela González, una víctima de violencia de género, y a su hija Andrea, asesinada por el padre maltratador, a indenmizarla de manera "integral" y a reparar el daño causado con el "perdón público" de algún miembro del actual Ejecutivo, así como con la creación de un centro para mujeres maltratadas y sus hijos que lleve el nombre de Andrea.
Así lo ha asegurado la abogada de esta organización Paloma Soria, durante una rueda de prensa celebrada en la sede de la Abogacía Española en Madrid, en la que también ha comparecido la propia Ángela González, quien ha asegurado que, a día de hoy, el Gobierno no se ha puesto en contacto con ella ni con la ONG tras conocerse la sentencia del Comité de la ONU. En cuanto a la indemnización, la víctima ha señalado que es un tema "secundario para ella" y ha preguntado "cuánto vale la muerte de una hija asesinada por su padre".
Soria ha reconocido que tiene que ser el propio Gobierno el que tiene que determinar la indemnización de la víctima y ha recordado que ésta debe ser "integral y proporcional a la gravedad de la conculcación de sus derechos". En cuanto a la reparación, esta abogada ha señalado que tiene que ser "adecuada" y ha señalado que Women's Link considera que para ello es necesario que un alto representante del Gobierno actual pida "disculpas públicas" y éstas sean publicadas en el BOE y como medida "simbóloca" para esta reparación, la construcción de un centro para víctimas e hijos.
Si bien Soria ha reconocido los avances normativos de los últimos diez años, también ha recordado que las respuestas del Gobierno español en el caso, a medida que iba respondiendo a la demanda, era "unicamente la mención a esta normativa". "El CEDAW insiste en su sentencia que no es el marco legal sólo lo que permite acabar con la violencia de género, sino voluntad política y apoyo de los agentes estatales", ha aseverado.