Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Xunta enmarca el cierre del laboratorio de Saúde Pública de Pontevedra en la "reestructuración" de Sanidade

Cree una "apuesta valiente" posibilitar el teletrabajo porque demuestra la confianza de la Xunta "en sus empleados"
El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha enmarcado este jueves el cierre del laboratorio de Saúde Pública en Pontevedra en el marco de la "reestructuración de la Consellería de Sanidade".
La Xunta decidió unificar en Lugo toda la actividad hasta ahora repartida por otras ciudades. En el caso de Pontevedra el acuerdo conlleva la reordenación de la plantilla, con la supresión de cinco puestos: dos titulados superiores de laboratorio, un auxiliar de laboratorio y otro sanitario, así como un responsable del área de microbiología.
Además, se "recodifican" tres plazas más que pasan a otras dependencias de Sanidade en Pontevedra. Dos acuden a la jefatura territorial y otro al Servizo de Control de Riscos Ambientais. La plantilla, un total de 11 personas, ha sido reasignada al nuevo laboratorio de Lugo.
Durante una visita oficial a las obras de acondicionamiento de un parque infantil ubicado en el municipio pontevedrés de Marín, Alfonso Rueda apuntó, en declaraciones a los medios, que esta medida estaba contemplada "dentro del plan de racionalización" que llevan realizando "desde el año 2009", del que destacó el alto cumplimiento por parte de la Xunta del Plan Estatal CORA, que busca la mejora de servicios al mismo coste.
"Estamos ya en un cumplimiento del 93 por ciento. Eso no quiere decir que el cien por cien de las medidas propuestas por el Estado se tengan que cumplir, pero nosotros estamos a unos niveles altísismos", ha sostenido y citó a MeteoGalicia como uno de esos servicios que no se van a suprimir.
TELETRABAJO
Asimismo, Alfonso Rueda también recordó que los empleados públicos de la Xunta que así lo demanden podrán acogerse desde este jueves a las fórmulas de flexibilidad horaria y de teletrabajo que hasta ahora no estaban reguladas.
"Es una apuesta valiente que demuestra la confianza de la Xunta en sus empleados", dijo el vicepresidente gallego. "Estoy seguro de que va a funcionar bien y espero que repercuta en un mejor servicio", ha valorado.
La normativa establece tres tipos de horarios, uno general, uno flexible por conciliación familiar y otro de flexibilidad automática.