Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xunta muestra su "consternación" por el asesinato de dos mujeres en Cervo (Lugo) en una concentración en Santiago

La Xunta de Galicia ha mostrado su "consternación" este miércoles con una concentración en San Caetano, en Santiago de Compostela, por la muerte de dos mujeres en el municipio de Cervo (Lugo) a manos de la pareja de una de ellas y yerno de la otra víctima.
A la concentración, en la que se guardó un minuto de silencio, han asistido varias decenas de personas, entre ellas los titulares de Economía, Francisco Conde; Facenda, Elena Muñoz, y Sanidade, Rocío Mosquera; así como la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, y varios directores xerais.
En declaraciones a los medios, Susana López Abella trasladó la "consternación" del Gobierno gallego por este "nuevo caso terrible de violencia machista" e hizo un llamamiento a que las mujeres que sufren violencia de género "denuncien" para que se puedan activar los mecanismos para combatirla. "Que no soporten una bofetada, que no soporten una situación de malos tratos", ha animado.
Además, ha instado a los allegados, familiares y vecinos de las víctimas de la violencia machista a actuar si detectan este tipo de situaciones.
López Abella ha confirmado que la más joven de las mujeres y el presunto asesino, su pareja, no tenían hijos y que no constaban denuncias por violencia machista. De hecho, la información trasladada por el alcalde de Cervo y del subdelegado del Gobierno en Lugo es que se trataba de "una familia absolutamente normal" y que "nadie se podía explicar por qué tuvo este desenlace tan terrible".
Eran "muy conocidos" en la zona porque ella era maestra en algunos centros de la comarca, ha añadido. Además, ha ofrecido a la familia el apoyo de los equipos psicológicos de la Xunta, así como de los servicios del Ayuntamiento y de la Delegación del Gobierno.