Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xunta reclama la tutela de un menor de nueve años y 70 kilos de peso

La Xunta de Galicia se encuentra a la espera de asumir la tutela de un menor, de nueve años, que padece obesidad mórbida y pesa 70 kilos, han señalado fuentes del Ejecutivo autonómico. Tras una resolución de la administración gallega del pasado 23 de septiembre, en la que acordó su internamiento, reclama ahora la tutela a la familia, de etnia gitana, al no haber podido proceder a su ingreso en la institución decidida.
La Administración gallega ampara su resolución en el riesgo que corre el menor de padecer graves secuelas, a causa del grado de obesidad -ha llegado a pesar 86 kilos-, unido a la falta de tratamiento, agregaron las fuentes citadas.
Después de un estrecho seguimiento, realizado en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHOU), de los hábitos alimentarios del pequeño desde 2005, en colaboración con la Concejalía de Sanidad de Ourense, la Xunta acordó su internamiento en el centro de menores de A Carballeira.
Por su parte, el letrado de la familia, José Manuel Rodríguez, acusó a la Xunta de "falta de sensibilidad", por su pretensión de asumir la tutela del menor.
En declaraciones a Efe, Rodríguez denunció que "no consta ni un solo informe psicológico sobre el trauma que podría suponer erradicarlo de su familia".
Subrayó que, después de acudir a la vista que tuvo lugar ayer en Ourense, ante la petición de los padres para mantener la custodia, el menor se encuentra muy bien, muy sano y está muy feliz.
Lejos de admitir la "situación de desamparo", aducida por la Xunta de Galicia, Rodríguez defiende "dar apoyo a los padres para que puedan corregir los hábitos alimentarios del menor", que, "en sólo un mes y medio adelgazó diez kilos".
En los próximos días se conocerá si el Juzgado admite el recurso interpuesto por los padres para mantener la custodia.