Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Semana Santa colgado de un árbol

A 17 metros del suelo, invitan majestuosas a cobijarse en ellas. "Se mueven con el aire y eso le da gracia, le da ambiente", dice un visitante. Y hacia la copa de los arboles van Saioa y Roger. Suben escaleras y más escaleras y más escaleras. Llegan a lo alto, a la altura de un quinto piso y allí les espera el paraíso. Paraíso en el interior de estas cabañas de madera. "Estás viviendo lo que vive el árbol, el viento, los pajarillos...", explican los que ya se han animado a probarlo.