Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de Samuel niega que éste haya abierto un perfil en Tuenti

El letrado ha asegurado que "cualquiera" puede abrir un perfil a nombre de otra persona, y ha asegurado que Samuel, que salió de la cárcel el pasado jueves, no tiene acceso a internet.
Tras lamentar que se haya difundido la posibilidad de que Samuel agradeciera en Tuenti el apoyo recibido durante su estancia en prisión, el abogado ha indicado que en este caso siempre ha habido personas que se han hecho pasar por otras. Ha recordado que a las pocas horas de la desaparición de Marta del Castillo, los padres de la menor recibieron llamadas de teléfono haciéndose pasar por ella y diciendo que jamás la volverían a ver. "Hay gente para todo", ha sentenciado el letrado.
Según aparece en Tuenti, Samuel habría incluido en su perfil a las 15.13 horas del viernes un mensaje de agradecimiento por el apoyo que ha recibido mientras ha estado en prisión.
En el mensaje, encabezado por la frase "Por fin en casa", se afirma: "gracias por vuestro apoyo en prisión y que todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad... NO!", y luego se incluyen otros textos de respaldo de otras ciudades españolas y de Venezuela.
Samuel, uno de los cinco imputados por esta causa, abandonó el pasado jueves por la tarde la Prisión Provincial de Huelva, donde permanecía desde el 17 de febrero, después de que la Audiencia de Sevilla autorizara su salida al estimar una de las varias solicitudes de libertad que planteó su abogado y al tener en cuenta que agotaba el plazo de prisión preventiva.
Con la salida de Samuel de la cárcel solo queda en prisión el asesino confeso, Miguel C.D., pues el menor de edad conocido como El Cuco pasó a un piso tutelado en noviembre pasado, al cumplir el máximo de internamiento preventivo previsto por la Ley Penal del Menor.
El hermano mayor de Miguel, Francisco Javier D.M., solo pasó tres meses encarcelado como encubridor porque, presuntamente, se quedó "limpiando restos y huellas" en el piso de la calle León XII de Sevilla donde tuvo lugar el crimen, el pasado 24 de enero de 2009.
También está imputada como presunta encubridora la novia de Francisco Javier, María G., aunque ésta no ha llegado a ingresar en prisión.