Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los avances en el abordaje de tumores hematológicos suponen una alternativa al trasplante de médula

El tratamiento de los tumores hematológicos ha experimentado "importantes avances" en los últimos años que hacen que actualmente el trasplante de médula ósea no sea ya "la única salida" y haya otras alternativas.
"Contamos con una serie de fármacos que nos permiten no tener que buscar de forma desesperada un donante", ha defendido Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos y director de Innovación y Gestión Sanitaria con motivo de un acto organizado por Janssen en el marco de su programa Cátedras en Red, que desarrolla junto a diversas universidades españolas.
En este sentido, el médico adjunto del Servicio de Hematología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Javier de la Serna, centró su intervención en los diversos avances en el campo de la leucemia linfática crónica (LLC), que han permitido "cambiar la historia natural de la enfermedad".
Los anticuerpos monoclonales que se emplean actualmente como base del tratamiento en combinación con la quimioterapia clásica "han evolucionado mucho en los últimos años en cuanto a su capacidad para fijarse a las células y destruirlas", según este experto. Además, aunque de momento se usan en pacientes que han recaído o responden mal, en el futuro no descarta que puedan usarse como primera alternativa terapéutica.
Entre los nuevos fármacos para el tratamiento contra la LLC, el doctor de la Serna destacó la llegada en 2016 de ibrutinib, de Janssen, a España, "un fármaco aprobado ya en Europa y que ha demostrado altas tasas de supervivencia libre de progresión y de supervivencia global".