Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez prohíbe acercarse a 200 metros de la Renfe a dos grafiteros detenidos por daños valorados en 270.000 euros

Un juez ha prohibido acercarse a 200 metros de cualquier instalación de Renfe o vagón de tren de la compañía a dos jóvenes grafiteros que han sido detenidos por la Policía Nacional acusados de cerca de medio centenar de delitos de daños valorados en 270.000 euros, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.
En concreto, se les acysa de 46 delitos de daños en las instalaciones de Renfe de Madrid. Ambos arrestados, Víctor O.B. y Francisco Javier P.G., de 23 y 27 años respectivamente, actuaban desde 2010 y firmaban sus obras como "PLUS" y "RASE". Los hechos han motivado que por primera vez un juez imponga a los detenidos esta medida cautelar que afecta a toda la red nacional de ferrocarriles.
La investigación se inició a raíz de las denuncias interpuestas por la empresa pública. Las gestiones realizadas por los agentes han revelado la existencia de grupos organizados de grafiteros que desde hace años y de forma sistemática rotulan las instalaciones o los convoyes con firmas personales, "TAGS", o con firmas colectivas, "CREWS", especialmente en las líneas C5 y C8 de la Comunidad. Esto ocasiona retrasos y paros de circulación y afecta de forma directa a los usuarios.
Los agentes, tras las últimas denuncias observaron que muchas de estas firmas respondían a las palabras "RASE" y "PLUS", que eran empleadas por Víctor y Francisco Javier respectivamente. Éstos utilizaban el método del "palancazo" --que consiste en activar el freno de emergencia para detener el tren--, y planeaban con anterioridad los hechos.
Conocían los horarios, planos sobre las instalaciones y la red de cámaras de video vigilancia, para, al cometer los daños, situarse fuera del alcance de las mismas, o emplear prendas que dificultasen su identificación.
De este modo, la semana pasada los dos detenidos en compañía de un tercero se dirigieron a la estación de Fuenlabrada con la intención de pintar un convoy, cuando fueron sorprendidos en el acto por vigilantes de la estación y huyeron del lugar. Poco después se trasladaron con su vehículo hasta la estación de Embajadores para poder terminar su fechoría y donde sabían que pararía el tren.
Cuando el ferrocarril se detuvo tras accionar el freno de emergencia, no dudaron en arriesgar sus propias vidas al cruzar las vías del tren por donde instantes después transcurriría otro convoy en sentido contrario.
Por todo ello, los agentes iniciaron un dispositivo de localización y detención que se saldó con el arresto de los autores, imputándose a Víctor 13 delitos de daños y 6 por desórdenes públicos y a Francisco Javier un total de 33 infracciones de daños y 9 por desórdenes públicos. Al tratarse de colectivos que actúan en grupo y de forma coordinada y organizada, la investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.
La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Móvil adscritos a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana y pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.