Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El acusado de degollar a su novia alega que no quería matarla

Consumió dos jarras de cerveza y cocaína. Así ha explicado los hechos Juan Ángel M.Y. Después entró en el pub donde presuntamente asesinó a su novia. Ella estaba, según su testimonio, hablando con una tercera persona a la que le comentaba que él era "un niñato". Las críticas fueron "muy dolorosas" al entender que se estaban riendo a su costa.
Cuando esa persona abandonó el local, le preguntó a la mujer por sus palabras. Entonces ella cogió el cuchillo, ha dicho, y él se vio obligado a agarrarla de la muñeca para que lo soltara: "En ese forcejeo se hizo sangre y se fue al baño y yo la seguí para hablar con ella sobre si seguíamos juntos o no".
Dentro del baño, ella amenazó con pincharle y, al intentar clavarle el cuchillo, éste terminó en su cuello. Sin embargo, no sabía que la había herido "tan gravemente".
A ver el fútbol
Después salió del local, fue a su casa a cambiarse de ropa y se fue a otro bar a ver un partido. En ese momento una persona le comentó que su novia había muerto y que le estaban buscando. Volvió al lugar de los hechos y fue detenido.
Un testigo que ha comparecido después del acusado ha explicado que, en un principio, el detenido no reconoció los hechos y culpaba a otra persona y no fue hasta el día siguiente cuando admitió haber apuñalado a la víctima.
El inspector jefe de la Policía Nacional de Úbeda ha especificado que el joven no parecía ebrio ni drogado en el momento de su detención. Tan sólo un tanto excitado. AGE