Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo adelgazar sin esfuerzo

Tras el verano, muchos quieren perder los kilos que han ganado.telecinco.es
La dietista Kristin O’Grady, encargada de luchar contra la obesidad, asegura en el diario británico The Mirror que los trucos para perder peso sin esfuerzo son pocos y muy concretos.
Comer en la mesa
Independientemente de si se come en familia o no, el hecho de comer sentado en la mesa, sin distracciones, nos hace estar más pendientes de lo que comemos y evita el exceso. "Si apagamos las distracciones alrededor de la mesa, tendemos a comer más despacio y a que nuestro cuerpo se dé cuanta de que estamos llenos".
Un estudio reciente publicado en el British Medical Journal demostró que la gente que comía muy rápido y hasta llenarse tenía un índice de masa corporal más alto.
Usar un tenedor más grande
Aunque parezca mentira, el hecho de usar un tenedor más pequeño también puede ayuidar a perder peso. Un estudio del Journal Consumer Research confirma que los que comen con un tenedor un 20% más pequeño de lo normal comen menos que los que lo hacen con uno de un tamaño regular. Al parecer, el hecho de ingerir menos cantidad en cada bocado nos hace sentir que estamos menos saciados.
Beber agua antes de las comid as
Beber agua antes de las comidas ayuda a aumentar la sensación de saciedad. Esta práctica puede ayudarnos a sentirnos más completos antes de las comidas. Científicos de la Universidad de Virginia descubrieron que beber dos vasos de agua, tres veces al día, antes de las comidas hace que se pierdan varios kilos.
Comer en platos pequeños
Cuanto más grande sea el plato más comida habrá en él. Investigadores de la Universidad de Cornell, en Nueva York, aseguran que si se pone la misma cantidad de comida en un plato grande y otro pequeño, el grande se verá más vacío y se tenderá a acumular más comida en él por el hecho de pensar que se está comiendo poco.
Desayunar y no saltarse comidas
Muchos piensan que se adelgaza al saltarse alguna de las comidas pero nada más lejos. Los expertos señalan que esto no supone una pérdida de calorías ni una bajada de peso.
Masticar bien los alimentos
Tomarse el tiempo necesario para masticar correctamente los alimentos ayuda a reducir la velocidad al comer y, por tanto, ayuda al estómago a digerir bien las comidas y a tener antes la sensación de saciedad.
No comprar con el estómago vacío
Cuando se tiene hambre se piensa de todo menos en comer de manera saludable. Por ello, es importante que no se vaya al supermercado cuando se tiene mucha hambre porque caerás en la tentación de adquirir los productos que menos convienen.
Evitar los paquetes grandes de alimentos
Con los envases grandes de alimentos no somos conscientes de lo mucho que comemos. Por ello, los expertos señalan que es mejor opción las bolsas y paquetes individuales para controlar mejor la cantidad de alimentos que se ingieren.