Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las administraciones constituyen en Valladolid la primera red formativa en España de voluntarios de Protección Civil

'Voluntad Naranja' es el nombre con el que ha sido bautizada la primera red de España constituida en Valladolid entre las distintas administraciones con competencias en materia de Protección Civil con la finalidad de trabajar de forma conjunta y coordinada en favor de la formación de las agrupaciones y asociaciones locales de voluntarios.
La creación de esta red formativa, plasmada en el manifiesto correspondiente, ha sido escenificada este mediodía en la Subdelegación del Gobierno de Valladolid con participación de su titular, José Antonio Martínez Bermejo, y de los máximos responsables de la Diputación, Jesús Julio Carnero; la Agencia de Protección Civil de la Junta, Fernando Salguero, y de una docena de ayuntamientos de la provincia que cuenta con agrupaciones o asociaciones de voluntarios.
El objetivo es, por un lado, reconocer públicamente la aportación altruista de este colectivo, compuesto en la provincia por más de 300 efectivos, y, por otro, "apoyar a los que voluntariamente apoyan a todos, sacrificando su tiempo, familias y tiempo de ocio", mediante la puesta en marcha de una red o programa, sumando sinergias de todas las distintas administraciones, que tendrá por cometido mejorar la formación de este contingente 'solidario'.
Así lo ha destacado el subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha subrayado que la presente iniciativa constituye la "primera experiencia en España" de una red de cooperación entre distintas administraciones públicas que se ponen de acuerdo para formar a voluntarios de las agrupaciones y asociaciones locales de Protección Civil.
En este objetivo, los firmantes del manifiesto dirigido a promover la que ha sido bautizada como 'Voluntad Naranja', se han comprometido a promover la mejora de la capacidad formativa de los voluntarios mediante la impartición individualizada de cursos en cada uno de los municipios adheridos (Valladolid, Aldeamayor, Cabezón, Íscar, Laguna, Medina del Campo, Medina de Rioseco, Olmedo, Peñafiel, Tordesillas, Tudela y Zaratán) que serán validados por la Escuela Nacional de Protección Civil.
ABIERTO A OTROS MUNICIPIOS
Entre ellos, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha aprovechado para recordar que en el presente acto "no están todos los que podrían estar", en referencia a que el programa permanecerá abierto a todos aquellos otros municipios en los que se vayan creando agrupaciones o asociaciones de voluntarios de Protección Civil "para que aprovechen las sinergias de unos y otros".
En la misma línea, el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, ha apuntado que la institución que dirige ya viene prestando este tipo de formación a través de los cinco parques de bomberos con que cuenta y, al tiempo, ha destacado no sólo la predisposición de los municipios adheridos al manifiesto sino, especialmente, "la labor y esfuerzo de todos y cada uno de los voluntarios".
La presente iniciativa tiene su germen o precedente el curso organizado en Tordesillas en febrero de 2013 por la Unidad de Protección Civil y Emergencias de la Delegación del Gobierno, en el que se impartieron prácticas entonces a una veintena de voluntarios, marcando el camino de la colaboración institucional en materia formativa.
Desde el punto de vista orgánico, las agrupaciones locales dependen de las policías municipales pero colaboran con todas las escalas de la administración: local, provincial, autonómica y general del Estado, desde cuyos departamentos o servicios de Protección Civil se les presta apoyo.
Su labor es valorada y reconocida por las instituciones, que han creado galardones específicos para resaltar su actuación, como las Medallas al Mérito de la Protección Ciudadana de la Junta o las Medallas al Mérito de la Protección Civil de la Dirección General de Protección Civil del Ministerio del Interior, y desde todas ellas se les presta la ayuda material que permiten sus respectivos presupuestos.
En la provincia de Valladolid el número de voluntarios supera los 300 y se encuentran presentes en doce municipios con catorce agrupaciones, tres de ellas en la capital, donde radican dos agrupaciones especializadas, la de buzos y la Red Radio de Emergencias (REMER).
En la capital, se han cumplido ya 15 años desde que se creó la primera agrupación, mientras que la última en llegar , en junio de 2012, es la de Medina del Campo.