Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los adolescentes españoles tienen la presión arterial por encima de la medida de otros países del entorno

La prevalencia de la hipertensión arterial (HTA) en los adolescentes españoles está ligeramente por encima de la de otros países del entorno, ya que el 7,4 por ciento de los participantes la padece y otro 7 por ciento necesita seguimiento, según se desprende del estudio 'MePAFac', promovido por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).
De hecho, en el trabajo se alerta de que los adolescentes españoles entre los 12 y los 17 años tienen factores de riesgo cardiovascular que deben ser corregidos para evitar "problemas graves" de salud en la edad adulta. En este sentido, las comunidades autónomas con mayor prevalencia de esta enfermedad en adolescentes son Galicia (10,6 por ciento) y Baleares (9,8), mientras que la Comunidad Valenciana y Aragón son las que cuentan con menos casos.
Para alcanzar esta conclusión, se han entrevistado a más de 200 farmacéuticos comunitarios que visitaron a 14.884 adolescentes en centros escolares de 9 comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia y Región de Murcia).
"La importancia de este trabajo reside en que los adolescentes son un grupo de población que, por regla general, no suelen estar enfermos, su riesgo cardiovascular está poco estudiado y, sobre todo, sus hábitos son todavía modificables y problemas como la HTA, el sobrepeso, la obesidad, la mala alimentación y el tabaquismo son factores de riesgo de enfermedad cardiovascular que pueden modificarse a estas edades", ha comentado la vocal de Investigación de SEFAC y coordinadora del estudio, Adela Martín.
SEDENTARISMO Y OBESIDAD
En cuanto a los porcentajes de sobrepeso y obesidad, el estudio señala que el 23,1 por ciento de los adolescentes estudiados tiene sobrepeso y el 6,2 por ciento tiene obesidad. Estos porcentajes se encuentran por encima de los datos de la Encuesta Nacional de Estadística, que sitúan el sobrepeso en los menores españoles en un 16 por ciento y la obesidad en un 2,4 por ciento.
En esta misma línea, solo el 32,8 por ciento de los adolescentes mantiene una dieta mediterránea óptima (el 29,7 por ciento en el caso de las chicas y el 35,6 por ciento en los chicos). Por comunidades autónomas, Andalucía es la que tiene más adolescentes con una baja adherencia a la dieta mediterránea (15,1 por ciento), seguida de Canarias (12,9).
Respecto a la actividad física, los adolescentes también deben mejorar. El estudio indica que, en una escala de 1 a 10 la media en actividad física se sitúa solo entre 3 y 4 puntos, lo que significa que los adolescentes españoles tienen un "alto grado" de sedentarismo.
"Prevenir el desarrollo de la HTA, la obesidad y frenar el sedentarismo, educando a los adolescentes en llevar a cabo hábitos de vida saludables es la mejor manera de evitar el desarrollo de la enfermedad cardiovascular, debido a que los hábitos alimentarios y de actividad física se asientan y consolidan durante este periodo de la vida con el consiguiente riesgo o beneficio para la salud", ha zanjado Martín.