Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 80% de los afectados de cáncer de cabeza y cuello podrían mejorar o curar su enfermedad con una detección precoz

Actualmente sólo sobrevive, "como mucho, el 50%"
El 80 por ciento de los afectados de cáncer de cabeza y cuello podrían mejorar o curar su enfermedad con una detección precoz, según aseguran los miembros de la campaña comunitaria 'Make Sense', la cual está organizada por la Sociedad Europea de Cáncer de Cabeza y Cuello (EHNS, por sus siglas en inglés) y patrocinada por Merck.
El motivo de esta iniciativa es la celebración hasta este viernes, 27 de septiembre de la semana de concienciación sobre este tipo de tumores, así como la del Día europeo del diagnóstico temprano del cáncer de cabeza y cuello, que se conmemora este miércoles. El objetivo de todo ello es sensibilizar acerca de la falta de detección precoz.
Así lo indica el vicepresidente de la Sociedad Española de Cáncer de Cabeza y Cuello (Secyc) y jefe del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, el doctor Gregorio Sánchez, que añade que ello está provocando que los tumores que se detectan lo hagan "en estadios avanzados".
Tal es la situación, que los avances que se han experimentado en los tratamientos durante los últimos años "no han tenido tanto impacto en la supervivencia", la cual cifra en, "como mucho, el 50 por ciento". Además, lamenta esta coyuntura porque "la mayoría de los tumores se ven".
En la misma línea se muestra la especialista del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, la doctora Yolanda Escobar, que indica que, "normalmente, el diagnóstico es fácil". Por ello, hace hincapié en la importancia de detectar los síntomas rápidamente.
Entre ellos se encuentran el dolor en la lengua, las úlceras bucales que no se curan, las llagas rojas o blancas, las molestias de garganta, la afonía persistente, la dificultad para tragar, tener un bulto en el cuello o el bloqueo o sangrado de una de las fosas nasales. No obstante, señala que para acudir al médico es necesario la persistencia de alguno de ellos durante tres semanas.
AFECTAN AL HABLA Y LA DEGLUCIÓN
A su juicio, los tumores de cabeza y cuello, que sitúa desde por encima de la tráquea hasta debajo de los ojos, son "enormemente complejos", ya que afectan a estructuras fundamentales para el habla y la deglución y afectan "a los sentidos del olfato y el gusto".
Sus factores de riesgo son el alcohol y, sobre todo, el tabaco, aunque el virus del papiloma humano "está haciendo crecer su incidencia", sostiene Escobar, que manifiesta que los originados por esta última causa "responden mejor a los tratamientos menos agresivos y tienen mejor pronóstico".
Aunque parece un cáncer raro, "es el sexto en frecuencia", afirma asegurando que representa "el 5 por ciento de todos los tumores". Tal es así que "provoca la muerte de 62.000 personas cada año en Europa", mientras que en España entre 12.000 y 14.000 reciben su diagnóstico, lamenta.
En cuanto al tratamiento de este tipo de cáncer que provoca minusvalía laboral y social, los expertos indican que éste puede estar constituido por cirugía, quimioterapia y radioterapia, según el caso. Precisamente, esto es lo que debate el comité de tumores, que presenta al paciente la mejor opción y las alternativas a ella.
"La decisión tiene que ser del paciente", asegura Escobar, que aclara que el objetivo siempre es preservar los órganos. En ello coincide el jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, el doctor Manuel de las Heras, que reconoce que, en el pasado, los tratamientos "eran muy mutilantes".
No obstante, y aunque reconoce que los nuevos, sean conservadores o mutilantes, "tienen bastante toxicidad", declara que estos comités y las unidades interdisciplinares "han conseguido preservar más". De cualquier forma, insiste en la importancia del diagnóstico precoz, algo que considera "un desafío".
RECHAZAN EL COPAGO EN FÁRMACOS DE DISPENSACIÓN HOSPITALARIA AMBULATORIA
Para de las Heras, uno de los impedimentos a la hora del tratamiento es el económico, ya que es un paciente "de estrato social bajo". Por ello, Escobar lamenta la entrada en vigor el próximo 1 de octubre del copago de medicamentos de dispensados en farmacia hospitalaria pero sin hospitalización.
"Es una medida profundamente injusta", ya que incrementa el gasto "de algo de lo que los pacientes no pueden prescindir", expone al tiempo que confirma que puede conllevar la falta de adherencia a los tratamientos en enfermos oncológicos.
Por su parte, el experto del Hospital Universitario 12 de Octubre, el doctor Joaquín de Vergas, destaca la importancia de reevaluar al paciente tras haber recibido el tratamiento y establecer un protocolo de seguimiento.
En este sentido, los especialistas afirman que a los pacientes que recaen y que no pueden ser reirradiados o volver a ser tratados con cirugía antes se les daba un pronóstico de vida de no más de seis meses. Sin embargo, los nuevos tratamientos pueden hacer que vivan "incluso por encima de los dos años", mantienen.
Por último, el responsable de Relaciones Internacionales del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac), Alfonso Aguarón, resalta la importancia de "desestigmatizar la enfermedad", así como de la necesidad de soporte psicológico y atención multidisciplinar.
Por todo ello, esta campaña de la EHNS realizará pruebas y actividades informativas en seis hospitales españoles, que son el Vall d'Hebrón de Barcelona, el 12 de Octubre y el Clínico San Carlos de Madrid, el Juan Canalejo de A Coruña, el Regional Universitario de Málaga y el General de Valencia.